sábado. 02.07.2022

La Junta pone en marcha la maquinaria del 13-F con 500 puntos de votación menos

León es la provincia donde más mesas electorales se pierden porque no se podrá votar en entidades locales menores
                      El consejero de Presidencia, Ángel Ibáñez. RAÚL SANCHIDRIÁN
El consejero de Presidencia, Ángel Ibáñez. RAÚL SANCHIDRIÁN

Las elecciones autonómicas que Castilla y León celebrará el próximo 13 de febrero tendrán casi 500 mesas electorales menos en comparación con las dispuestas en los anteriores comicios autonómicos de 2019, lo que representa una variación del 10 por ciento entre ambas convocatorias, como consecuencia de que no habrá puntos de votación en entidades locales menores.

En las próximas elecciones habrá 4.355 mesas electorales mientras que en 2019 hubo 4.834 como consecuencia de que en aquella convocatoria iban aparejadas las elecciones autonómicas y las locales, por lo que los habitantes de entidades locales menores disponían de urna para elegir a sus representantes más cercanos.

Por provincias, donde más mesas electorales se dispondrán será en Valladolid, con 769, seguida de Burgos (730), León (726) -donde más se deja notar la disminución de mesas-, Salamanca (684), Zamora (369), Ávila (356), Palencia (325), Segovia (319) y Soria (255).

Estos datos se conocieron ayer, en la reunión de la Comisión General de Coordinación Territorial, en la que participaron el consejero de la Presidencia, Ángel Ibáñez, como presidente de este órgano, y los representantes de las Delegaciones Territoriales de la Junta en las nueve provincias de la Comunidad.

En un comunicado, Ibáñez explico que el hecho de que estos comicios se celebren por primera vez de forma aislada, sin la concurrencia de otros procesos electorales, «va a requerir de un especial esfuerzo de toda la estructura territorial de la Junta de Castilla y León».

«Estoy convencido de que como en ocasiones anteriores sabrán responder a la perfección al reto que supone este proceso», dijo Ibáñez.

Por primera vez, los ciudadanos que asuman las funciones de las mesas electorales dispondrán de un protocolo de prevención de contagios de covid, ya que según la Consejería la intención es que haya «plenas garantías sanitarias» tanto para ellos como para los electores que pasen por cada colegio electoral.

De cara a la jornada electoral, la Junta ha informado de que desplegará un sistema que permitirá desarrollar unos protocolos de comunicación para ofrecer «máximas garantías de seguridad y agilidad» en el recuento de los votos en las nueve provincias de la Comunidad.

La Junta pone en marcha la maquinaria del 13-F con 500 puntos de votación menos