jueves. 07.07.2022

La Junta prepara la era postcovid

El gobierno de Mañueco considera clave las políticas económicas que eviten la destrucción del tejido productivo La Comunidad adecuará sus ingresos y gastos al cumplimiento de los objetivos de estabilidad y de deuda pública
Mañueco la pasada semana en Madrid, durante un foro económico con Ayuso. LUCA PIERGIOVANNI

La Junta de Castilla y León confeccionará sus cuentas para 2022 con «la aspiración y el anhelo» de «avanzar progresivamente hacia una senda de recuperación resiliente que transforme y reactive de forma sostenible la actividad económica y empleo a medio y largo plazo» de la Comunidad tras la pandemia de la covid.

Así se recoge en la orden de la Consejería de Economía y Hacienda que publicó ayer el Boletín Oficial de la Comunidad (Bocyl), en la que se dictan las normas para la elaboración de los presupuestos generales de la Comunidad para el próximo año.

Además, las Cuentas de la Comunidad adecuarán sus ingresos y gastos al cumplimiento de los objetivos de estabilidad y de deuda pública que se establezcan, ajustándose asimismo al límite de gasto no financiero aprobado por las Cortes.

Como argumenta la orden, la velocidad de inmunización de la población, la menor presión sobre el sistema sanitario y el levantamiento progresivo de las restricciones «van a ser claves en la reactivación económica», pero «también será clave el soporte de políticas económicas que eviten la destrucción del tejido productivo y que continúen recuperando empleo a un ritmo destacado».

Según la Junta, las políticas económicas que en esta Comunidad han supuesto y siguen suponiendo la aportación de recursos extraordinarios se han aplicado, en primer lugar, a la «contención de la pandemia y al refuerzo de los servicios públicos esenciales» pero, también, «a paliar los nocivos efectos sobre la actividad económica y el empleo en aquellos sectores productivos más castigados por la crisis».

Además, sostiene la Junta, «son políticas que en consonancia con las recomendaciones de la Unión Europea buscan impulsar un nuevo desarrollo económico, social y territorial, y seguir avanzando en la transformación a medio y largo plazo que Castilla y León precisa, aprovechando la oportunidad, el empuje y efecto multiplicador que pueden suponer los nuevos fondos europeos con iniciativas orientadas», explicado la orden.

La tradicional orden que dicta las normas para elaborar los presupuestos de la Comunidad marca el inicio del trabajo en las Cuentas para el próximo año con el fin de que puedan presentarse en las Cortes de la Comunidad para su debate y aprobación antes del 15 de octubre, como marca el Estatuto de la Comunidad.

Los Presupuestos Generales de la Comunidad de Castilla y León para este ejercicio de 2021 contienen consignaciones por importe de 12.291,4 millones de euros, los más elevados de la historia de la Comunidad.

RESPONDER AL PLENO

Sobre la seguridad en esa recuperación económica tendrá que contestar el presidente de la Junta mañana en el Pleno de las Cortes. Las dos preguntas relacionadas con la salida de la crisis las han planteado el PSOE y la UPL. Los socialistas pedirán al Mañueco que diga si cree que el Gobierno autonómico transmite seguridad a la ciudadanía ante la recuperación económica y social, mientras que la formación leonesista se interesará por el reto demográfico.

El portavoz socialista, Luis Tudanca, abrirá el Pleno con esta cuestión sobre la recuperación en la Comunidad tras la crisis generada por la pandemia de Covid-19, una sesión en la que también se ha consensuado una Declaración Institucional a favor del Corredor del Atlántico.

El procurador de UPL, Luis Mariano Santos, planteará a Mañueco si prevé implantar algún tiempo de medida para cambiar los resultados demográficos en la provincia de León.

La sesión continuará con la pregunta de la socialista Ana Sánchez al vicepresidente, Francisco Igea, a quien le preguntará si considera que la Junta colabora «con el rigor debido» en el esclarecimiento de distintos casos de corrupción de afectan a la Comunidad, mientras que Pedro González Reglero (PSOE) planteará ante la Cámara la situación económica y social de la autonomía.

El proceso de fidelización de los médicos MIR, la prórroga de los contratos realizados para investigación, las «pérdidas» registradas en el sector agroalimentario, las políticas de patrimonio cultural o la situación a la que se enfrentan las familias ante la jornada escolar reducida, serán otras de las cuestiones que los socialistas planteen ante el Pleno.

Por su parte, desde Ciudadanos se preguntará al Gobierno sobre las ayudas al sector turístico.

La procuradora de Vox, Fátima Pinacho, se interesará por las medidas adoptadas desde la Junta para evitar la desaparición de los servicios bancarios presenciales en los núcleos rurales en los que están cerrando las oficinas.

El portavoz de Podemos, Pablo Fernández, preguntará a la Junta si prevé mantener a Ignacio Cosidó como personal eventual de la misma en calidad de técnico asesor, mientras que Pedro Pascual de Por Avila pedirá explicaciones sobre el refuerzo sanitario en Atención Primaria.

El primer punto del orden del día lo cerrará la procuradora no adscrita María Montero que preguntará por primera vez desde que abandonara la bancada de Ciudadanos y se interesará por el Servicio de Hematología del Hospital Universitario de Salamanca.

La Junta prepara la era postcovid