viernes 14/5/21

Madrid y CyL se conjuran contra Sánchez para salvar Navacerrada

El presidente de la Junta visita con Ayuso la estación de esquí, que genera 500 empleos directos
Ayuso y Mañueco ayer, durante la visita al Puerto de Navacerrada. JUAN CARLOS HIDALGO

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha calificado ayer de «agresión» la decisión del Gobierno central de cerrar de forma «injustificada» la estación de esquí de Navacerrada, parte de la cual se ubica en la provincia de Segovia y la otra en Madrid, y ha asemejado al Ejecutivo de Sánchez con el caballo de Atila: «Por donde pisa no vuelve a crecer la hierba».

Mañueco ha realizado estas declaraciones tras visitar la estación de esquí acompañado por la presidenta de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, con quien, como ha defendido el presidente de Castilla y León, se trabaja de manera conjunta en «muchos temas», entre los que ha citado el futuro de esta estación de esquí que genera al menos 500 empleos directos.

Alfonso Fernández Mañueco ha recordado la decisión del Ministerio de Transición Ecológica de clausurar algunas de las pistas y ha considerado que esta decisión supone «cercenar» el futuro socioeconómico de la zona. «Se trata de una decisión política, adoptada de forma unilateral», ha lamentado el presidente de Castilla y León, quien ha defendido que esta medida es «una agresión del presidente Pedro Sánchez al mundo rural, al turismo, al deporte y al empleo».

«Sánchez debe rectificar y permitir la continuidad de las pistas», ha insistido Fernández Mañueco, quien ha recordado que el Ministerio de Transición Ecológica tiene también entre sus apellidos el del «reto demográfico».

«Una decisión de esta naturaleza va contra el reto demogrtáfico, contra la actividad económica y contra el aprovechamiento sostenible», ha zanjado.

En este punto, Fernández Mañueco ha asegurado que está «cansado» de la adopción de por parte del Gobierno central de medidas «ineficaces», un punto en el que ha puesto como ejemplo la prohibición de cazar lobos al norte del Duero, el cierre de térmicas. «Podríamos hablar de una lista innumerable de agravios, el Gobierno de Sánchez es una especie de caballo de Atila, donde pisa no vuelve a crecer la hierba», ha lamentado.

«Defendemos una transición ecológica justa y con esta decisión ni hay transición ni hay justicia», ha defendido el presidente de Castilla y León, a lo que ha añadido la necesidad de contar con un gobierno «sólido y estable» que defienda «los intereses de la gente».

De este modo, ha asegurado que en la defensa de Navacerrada la Comunidad irá de la mano con Madrid para defender los intereses de ambas autonomías

Al encuentro previo que ambos presidentes autonómicos han mantenido con los sectores afectados han asistido, además de los consejeros de Medio Ambiente de ambos territorios, el presidente de la Estación Puerto de Navacerrada, Gonzalo García San Miguel, el presidente de la Federación Madrileña de Deportes de Invierno, Antonio Fernández, y el presidente de la Federación Castellano y Leonesa de Deportes de Invierno, José Luis Sánchez Yuste.

También han participado Aurora Guerrero en representación de los trabajadores de la Estación, Francisco Moreno, en representación de las Escuelas de Esquí, Román Verdesoto en representación de las empresas de alquileres de esquí, Javier de Pablo en representación de la Hostelería así como Luis del Olmo Flórez, director general de Biodiversidad y Recursos Naturales de la Comunidad, José Ángel Arranz Sanz, director general de Patrimonio Natural y Política Forestal, y el delegado territorial de la Junta de Castilla y León en Segovia, José Mazarías Pérez.

Madrid y CyL se conjuran contra Sánchez para salvar Navacerrada
Comentarios