sábado. 03.12.2022

Tras la intervención del bombero, nueve inmigrantes procedieron a leer en el hemiciclo el Manifiesto ‘Castilla y León Tierra de Acogida’. Máximo Ramón Sánchez Almanzar, de República Dominicana, residente en Ávila, afirmó que viven la fiesta de Castilla y León «como una celebración propia» y destacó que la Comunidad es un lugar en el que «la diversidad de orígenes, de tradiciones y de culturas se fusiona en una celebración de la convivencia, la tolerancia y el respeto».

Antonio Verdugo, colombiano residente en León, denunció que los inmigrantes tiene que afrontar un camino mucho más complejo para acceder al mundo laboral y pidió que se tenga en cuenta su experiencia y competencias profesionales», aprovechando todo el potencial que pueden aportar. José Fernando Pineda, de El Salvador, residente en Valladolid, pidió sensibilizar al ciudadanos de la figura del refugiado y que las Cortes legislen teniendo presente a estas personas lo que facilitaría su integración.

Naima Sine, marroquí residente en Valladolid, exigió una educación de calidad, sin discriminación ni exclusión, como «puente hacia la integración» del colectivo. «Queremos ser uno más para poder colaborar ahora y en el futuro en el desarrollo de Castilla y León», dijo. Samira Chabane, argelina residente en Burgos, advirtió de que la inmigración no es un fenómeno transitorio, y reclamó el fomento de «actitudes de apertura, respeto y tolerancia y aprovechar la riqueza cultural que los inmigrantes aportan a Castilla y León».

Manifiesto ‘Castilla y León Tierra de Acogida’
Comentarios