domingo 22/5/22

En su breve encuentro ayer a la 1 de la madrugada en dependencias de la Guardia Civil, el detenido dijo a su abogada que conocía a la desaparecida y le ha trasmitido la imposibilidad de hacerle nada malo. «¡Cómo le iba a hacer yo una cosa así?», dijo la abogada que El Manitas le había asegurado.

Al considerar «totalmente injusta» su situación y verse como «presa fácil» para ser incriminado por la desaparición de Esther López, R.C. el detenido iniciado una huelga de hambre, niega a ingerir alimentos y agua, y ya ayer tuvo que ser trasladado al hospital para recibir suero.

Pese al incidente registrado hace ahora un año y medio en el restaurante ‘La Maña’ de Traspinedo durante una pelea en la que esgrimió un cuchillo, «donde el que recibió todas las tortas fue él» —un asunto que sigue en el Juzgado de Instrucción 6— su abogada precisa que el detenido «sólo cuenta con antecedentes policiales por distintos motivos pero no con antecedentes penales porque nunca ha sido condenado».

El Manitas, a su abogada: «¿Cómo le iba a hacer una cosa así?»