sábado 23/10/21
Agricultura y ganadería

Mañueco anuncia ayudas de 65 millones para la industria agroalimentaria

Dos ganaderos dan de comer a sus reses. RAMIRO
Dos ganaderos dan de comer a sus reses. RAMIRO

El presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha anunciado este jueves ayudas por valor de 65 millones para potenciar la industria agroalimentaria de la comunidad autónoma, uno de sus principales motores de desarrollo, también para fortalecer al sector por los daños de la pandemia.

Estas ayudas llegarán a las pequeñas, medianas y grandes empresas del sector a través de unas convocatorias que, por esta razón, distinguirán entre proyectos superiores e inferiores a dos millones de euros, ha precisado durante la clausura de la asamblea general de Vitartis, en la que ha participado a través de una videoconferencia.

Durante su intervención, se ha referido a la simplificación de cargas administrativas, recién aprobada en las Cortes de Castilla y León, así como al futuro Plan de Agroindustria que actualmente se encuentra en fase de elaboración, han informado fuentes de la administración autonómica través de una nota de prensa.

Ha recordado también, en relación con la pandemia, el esfuerzo realizado por la Junta para facilitar a la industria agroalimentaria equipos de protección individual (EPIs) durante los momentos más duros de la emergencia sanitaria, para preservar la seguridad y la salud de sus profesionales.

A su juicio, este sector ha resultado esencial para mantener con normalidad las necesidades de abastecimiento, ya que desde el primer momento Vitartis ha formado parte del grupo de cooperación de la cadena alimentaria constituida el 13 de marzo, un día antes de la declaración del estado de alarma, con el fin de suministrar alimentos a la población y garantizar su funcionamiento.

La industria agroalimentaria "constituye uno de los pilares esenciales del tejido industrial de la Comunidad y, al mismo tiempo, es una de las mejores opciones de desarrollo futuro de Castilla y León", ha manifestado durante la asamblea general.

Se trata, según sus palabras, de un sector estratégico "empeñado en una apuesta continúa por la excelencia, la innovación y la búsqueda de los máximos estándares de calidad", dotado de una fuerte vinculación con el sector primario.

Asegura una salida natural a las producciones agrarias, pone en valor el trabajo en el campo, apoya a los productores en sus necesidades de modernización para poder ser más competitivos y eficientes, y contribuye a generar actividad económica y a fijar población en las áreas rurales, ha añadido entre sus potencias.

Mañueco anuncia ayudas de 65 millones para la industria agroalimentaria