jueves 19/5/22

El PP no cesa en su campaña contra el ministrio Garzón por sus declaraciones sobre la calidad de la carne y el bienestar animal en las macrogranjas. En plena ofensiva contra el titular de Consumo, el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, visitó ayer las instalaciones del Grupo Copese en el municipio Segoviano de Coca para explicar una nueva línea de ayudas a la industria agroalimentaria que alcanzará los 68 millones de euros.

Mañueco informó de que estas nuevas subvenciones se fundamentan en que «es unos de los sectores pujantes en Castilla y León y, especialmente en la provincia de Segovia».

El máximo responsable del Ejecutivo autonómico afirmó que es el presidente de la «modernidad» y explicó que se ha creado esta nueva línea de ayudas por que su objetivo es que Castilla y León sea la comunidad con una industria agroalimentaria «más competitiva, más sostenible y la más moderna de toda España».

«Es un sector estratégico, que crea empleo y fija población en el mundo rural», apuntó Mañueco, y que sobre todo «dinamiza las zonas rurales».

Las ayudas a las empresas van a constar de 70,8 millones de euros repartidos en dos líneas: por un lado, la industria agroalimentaria y por otro, la industria forestal. La parte más amplia se va a destinar a la industria agroalimentaria, con un total de 68 millones de euros.

«Se va a primar los proyectos en el mundo rural, los que tienen un carácter asociativo, aquellos proyectos donde participa el propio sector primario, aquellos donde el emprendimiento joven y el emprendimiento femenino sea la base o de referencia», pero ha remarcado aquellos proyectos donde «se mantenga o se cree empleo», dijo Mañueco.

En cuanto a las intensidades de ayudas, será de 4,5 millones de euros, el importe máximo permitido, y se van a poder solicitar anticipos de esas subvenciones para la realización de los proyectos.

Mañueco anuncia en plena campaña contra Garzón una línea de ayuda para la industria...
Comentarios