viernes 3/12/21

Mañueco apuesta por convertir Castilla y León en una «potencia» en bioeconomía

El presidente destaca que la Comunidad produce la mayor capacidad de energía renovable de España
                      Alfonso Fernández Mañueco con el alcalde de Soria. WIFREDO GARCÍA
Alfonso Fernández Mañueco con el alcalde de Soria. WIFREDO GARCÍA

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha apostado por convertir la Comunidad en «una potencia» en bioeconomía, ya que «tenemos mimbres para liderar su empuje en España», en un sector alineado con los objetivos de desarrollo sostenible.

Fernández Mañueco ha señalado en su discurso de apertura del primer Foro de Bioeconomía de Castilla y León, en el centro cultural Palacio de la Audiencia de Soria, que la Comunidad tiene bases para liderar el empuje de la bioeconomía en España, «esa es nuestra ambición».

Para ello ha invitado a todos a seguir fortaleciendo las alianzas, al ser la Comunidad una potencia agraria y energética, especialmente en las renovables, al producir la mayor capacidad de España. «Como contamos con muchos recursos renovables y con centros universitarios y tecnológicos punteros es la apuesta que tenemos que hacer. Vamos a dar un salto para ser una potencia en bioeconomía», ha recalcado.

Mañueco ha señalado que se han movilizado veintiocho millones de euros en los últimos cinco años en proyectos de empresas que han apostado por la bioeconomía, cifra que ha subrayado que la Junta quiere duplicar en los próximos años, para generar riqueza, empleo y empresas más resistentes y perdurables y «una sociedad comprometida con una Planeta cada vez más verde». Además ha asegurado que las empresas del futuro tienen que ser circulares y sostenibles y con gran protagonismo en el mundo rural, donde Soria debe tener un papel protagonista en el salto a la bioeconomía en la región.

En este sentido, el presidente de la Junta ha avanzado que en los presupuestos regionales del año 2022, que se aprobarán el próximo jueves, se demostrará el compromiso con Soria, impulsando con fuerza las previsiones del Plan Soria Conectada y Saludable, elaborado con una amplío consenso y entre cuyos ejes estará la especialización productiva en bioeconomía. «Queremos hacer del Pema un parque innovador y que apueste por la bioeconomía circular y la energía limpia», ha recalcado.

Mañueco ha subrayado que apostarán por facilitar suelo industrial a bajo precio y por una bonificación en ayudas a las empresas que inviertan en bioeconomía.

«Será un auténtico revulsivo para el empleo en la provincia», ha resaltado.

Además ha asegurado que en Castilla y León se está en la vanguardia en innovación agraria y agroalimentaria, para crear productos más naturales y sostenibles, como demanda el mercado, con una apuesta clara por los productos ecológicos.

Mañueco ha asegurado que se ha abierto una puerta con la defensa de la fiscalidad diferenciada en Soria, de la mano también de los gobiernos autonómicos de Castilla-La Mancha y Aragón, y «necesitamos que se haga lo antes posible».

Además ha apostado por una fiscalidad diferenciada y diferente en la bioeconomía para atraer empresas.

Por su parte, el director de Cesefor, Pablo Sabín, ha recalcado que la bioeconomía puede contribuir al desarrollo de la Comunidad con la creación de empleo.

«El potencial de desarrollo industrial del siglo XXI en Castilla y León está en el uso de los recursos renovables», ha resaltado.

Sabín ha explicado que, para desarrollar la bioeconomía, hay que combinar diferentes factores, entre ellos mejorar las capacidades humanas, desarrollar un entorno de I+D e innovación colaborativo entre empresas e instituciones y apoyar las inversiones, «porque tenemos los recursos pero a veces no tenemos la capacidad de transformarlos».

Además ha señalado que es necesario un apoyo normativo a la bioeconomía, de tal forma que se ayude a las empresas que suponen una transformación positiva en términos de usos de materias primas y baja incidencia de la huella de carbono.

Mañueco apuesta por convertir Castilla y León en una «potencia» en bioeconomía
Comentarios