jueves 23/9/21

Mañueco apuesta por dar mayor peso a las entidades locales al repartir los fondos de la UE

Urkullu anuncia su asistencia a la Conferencia de Presidentes de Salamanca y hace más patente la ausencia de Aragonès
Mañueco con las organizaciones agrarias, en una reunión preparatoria de la Conferencia de Presidentes. N. GALLEGO

El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, apuesta por dar mayor protagonismo y peso a las entidades locales a la hora de repartir los fondos de la Unión Europea. El político defiende que se concrete tanto la aportación de las partidas de la UE como la participación directa de estas entidades en la gestión de esa lluvia de millones. Esa es una de las reivindicaciones que llevará a la Cumbre de Presidentes autonómicos que se celebra mañana en Salamanca, al recoger el líder del Gobierno central, Pedro Sánchez, el guante de la invitación que le hizo Mañueco hace un año en San Miguel de la Cogolla (La Rioja) en la última cita.

El presidente de la Comunidad puso de manifiesto la importancia de que los fondos europeos atiendan a los procesos de transformación de la actividad económica que están llevando a cabo las empresas de cada territorio, ya que es el tejido productivo de cada zona el que mejor conoce la realidad local. En cuanto al sector agrario, esencial para la economía de la Comunidad, junto al apoyo de los fondos europeos que finalmente se reciban, Fernández Mañueco propone un modelo de agricultura profesional y económicamente sostenible ante la nueva Política Agraria Común.

Castilla y León está participando activamente en la definición del Plan Estratégico de la PAC que actualmente se está estudiando en la Conferencia sectorial y apuesta por que los nuevos requisitos que se exijan sean compensados adecuadamente.

La Conferencia de Presidentes se presenta tensa por los ultimatums y plantes de los representantes vasco y catalán. Iñigo Urkullu aparcó ayer su pulso con Pedro Sánchez a cuenta de la gestión de la pandemia y anunció, con 48 horas de antelación, su participación en la reunión. La decisión llegó después de el Gobierno vasco arrancara al central el compromiso de reunir hoy la Comisión Mixta del Concierto Económico, que tiene pendiente la concertación de varios impuestos y el pacto sobre el techo de gasto de las instituciones vascas de cara al ejercicio que viene.

El sí final del lehendakari hace aún más evidente la ausencia en el encuentro de Pere Aragonès, justo cuando el Ejecutivo se afana en apuntalar su decisión de abrir un proceso de diálogo que permita dejar atrás los duros años del procés frente a las críticas de la oposición.

La vicepresidenta primera y ministra de Economía, Nadia Calviño, volvió a hacer un llamamiento al presidente catalán para que reconsidere su postura. «Las comunidades tienen un papel muy importante que jugar en el despliegue de este plan de recuperación; es el momento de estar juntos para impulsar ese futuro». No parece, sin embargo, que vaya a cambiar nada.

La consejera de Presidencia de la Generalitat, Marta Vilagrà, insistió en algo que ya argumentó el propio jefe del Ejecutivo autonómico la semana pasada, que esta convocatoria realizada por Pedro Sánchez no es más que una «operación de márketing» y que su Gobierno sólo participará en encuentros en los que se realice un «trabajo intenso», una categoría en la que encuadró la reunión de la Comisión Bilateral Estado-Generalitat prevista para el próximo lunes. También así se explica, aunque Vilagrà no lo dijera de manera expresa, la presencia, por primera vez en cuatro años, del consejero de Economía, Jaume Giró, en el Consejo de Política Fiscal y Financiera. La crítica de Aragonès es ampliamente compartida por los otros gobernantes autonómicos.

Mañueco apuesta por dar mayor peso a las entidades locales al repartir los fondos de la UE
Comentarios