domingo. 26.06.2022

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, defendió ayer que hay que seguir trabajando conjuntamente en buscar una solución para la crisis empresarial que atraviesa Siro, con cuatro factorías en esta Comunidad: «Siempre creo que hay salida».

En declaraciones a los periodistas en los pasillos de las Cortes de Castilla y León, justo después de reunirse en su despacho con los alcaldes de Venta de Baños y Aguilar de Campoo, en Palencia, y de Toro (Zamora), donde Siro tiene actualmente paralizada la actividad, Mañueco sostuvo que «hay que trabajar hasta el último momento».

«Y en eso estamos», añadió Mañueco sobre las conversaciones con la dirección de Cerealto Siro, los trabajadores, con cuyos representantes también se ha reunido, y el resto de administraciones.

Mañueco dijo que ante este caso la Junta está actuando como en otras crisis anteriores: «Es lo que hemos hechos siempre, lo que estamos haciendo ahora y lo que vamos a seguir haciendo en los próximos días».

Después de las reuniones mantenidas con alcaldes y comités del empresa, el portavoz de la Junta y consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo, confió en que la reunión de hoy, con la participación del Gobierno central, la empresa y los trabajadores, sirva para elaborar un plan que asegure la continuidad de la empresa Siro, con factorías en las provincias de Palencia —Aguilar de Campoo y Venta de Baños— y Zamora —Toro—.

En las reuniones también participado los consejeros de Agricultura, Ganadería y Desarollo Rural, Gerardo Dueñas, y de Industria, Empleo y Comercio, Mariano Veganzones, ambos representantes de Vox.

Carriedo dijo que todas las partes «son muy conscientes de la necesidad de elaborar este plan de competitividad» y ha valorado «el interés y la voluntad» de los comités de empresa por llegar a un acuerdo, ya que supone «hacer un esfuerzo, un acercamiento y algunas renuncias».

Mañueco, sobre la crisis de Siro: «Siempre creo que hay salida»