jueves 21/10/21

Mañueco defiende 37 años de éxito del Estatuto y la oposición lo pone en duda

Fuentes apela al «diálogo y el consenso» y pide «abandonar la bronca» para mejorar la «calidad democrática»
Fuentes y Mañueco posan con los miembros de Cermi.

Ayer tampoco hubo consenso. La interpretación de lo que ha supuesto el 37 aniversario del Estatuto de autonomía de Castilla y León, que e celebró ayer en un acto solemne, acabó en disputa política.

Y si para el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, Castilla y León «ha sido, es y será» un «modelo de éxito» dentro de «la España de las autonomías» —una alusión velada a las reivindicaciones de León— e invitó a realizar una reflexión en «positivo» en defensa de un «futuro» dentro del «proyecto común de país» —en referencia a Cataluña— , la oposición puso en duda esta visión.

Mañueco sostuvo que tras 37 años de autonomía de Castilla y León se ha logrado avanzar en medidas «útiles» para las «mujeres y hombres» de la Comunidad, y destacó el «alto compromiso social» alcanzado, algo que, dijo, se pone de manifiesto en los resultados obtenido por la Comunidad en materia de educación, dependencia, servicios sociales o sanidad.

El presidente de la Junta instó a «poner en valor» el modelo de la España de las autonómicas desde la premisa de su «utilidad». «Castilla y León ha sido es y será un modelo de éxito dentro de la España de las autonomías que surge de la Constitución española», sostuvo.

En el acto institucional, el presidente de las Cortes de Castilla y León, Luis Fuentes, apeló al «diálogo y el consenso» en unos tiempos de «desafección política y desconfianza de las institución», por lo que reclamó que se «abandone la bronca y la crispación» para mejorar la «calidad democrática».

Fuentes inició su discurso con el reconocimiento del Estatuto de Autonomía como «marco legal y legítimo» con el que avanzar como autonomía. «Castilla y León puede presumir hoy de haberse convertido en una autonomía leal y solidaria, somos un ejemplo de convivencia», dijo.

«Hemos de defender lo nuestro, con orgullo y sin complejos», reivindicó Fuentes, quien llamó a pelear «juntos» ante los retos «presentes y futuros» a los que se enfrenta la Comunidad. «Sólo mediante esta confluencia serán eficaces las estrategias que posibilitan el desarrollo y el progreso».

Luis Fuentes recordó que la norma básica de la Comunidad nació del acuerdo, del diálogo y del consenso, unos principios rectores que ayer reivindicó para la actualidad y en un momento en el que «la desafección política y la desconfianza en las instituciones alcanzan índices alarmantes».

«Quiero aprovechar para invitar a quienes hacen política a abandonar la bronca y la crispación, aparquemos la refriega y centrémonos en las personas, hacer política es levantarse cada día y sentirse útil y necesario con los demás», dijo.

TUDANCA CARGA CONTRA LA JUNTA

Muy alejado de ese discurso, el líder de la oposición, el secretario autonómico del PSOE y portavoz parlamentario socialista, Luis Tudanca, reclamó más «ambición» para lograr una comunidad «más justa y con más futuro» al tiempo que pidió al Gobierno autonómico que «dejen la radicalidad» y vuelva a la «institucionalidad» para defender los intereses generales de todos los habitantes de la autonomía.

Tudanca criticó que se hayan roto «consensos básicos» como el que tiene que ver con la reforma del Estatuto de autonomía, que, dijo, «nunca se había hecho de forma unilateral».

«Me gustaría un Gobierno que trabaje por el empleo, la cohesión territorial, que abandone su cercanía y flirteo con la extrema derecha», subrayó el líder socialista. Tuidanca dijo también que le gustaría que la Comunidad «tuviera un proyecto autónomo, sin deberse a nadie, más que a los castellanos y leoneses, que no siguiera directrices de Madrid en políticas o en candidatos». Además, fue epecialmente crítico con las políticas sociales de la Junta.

Tras felicitar a Cermi (el Comité Autonómico de Entidades de Representantes de Personas con discapacidad en Castilla y León) por recibir la Medalla de Oro de las Cortes de Castilla y león, hizo un llamamiento para ofrecer «menos medallas» y, en cambio, cumplir «más con los derechos de las personas con discapacidad».

«NADA QUE CELEBRAR»

El procurador y secretario regional de Podemos, Pablo Fernández, aseguró que «no hay nada que celebrar» en Castilla y León porque los problemas «siguen siendo los mismos» y no hay «nadie al mando, al timón, al volante» de la Comunidad.

Hoy, dijo el leonés Pablo Fernández, es la Comunidad que más habitantes pierde, la que más autónomos «destruye» y está abocada «a la precariedad y a la pobreza con un Gobierno de coalición que está desnortado» y acusó a Mañueco de estar «más preocupado en hacerse fotos y en repetir los papeles de sus asesores le escriben». Es un muñeco de guiñol, añadió.

CS PIDE DEJAR EL CATASTROFISMO

La portavoz del grupo parlamentario Cs en las Cortes de Castilla y León, la leonesa Ana Carlota Amigo, pidió a otras formaciones políticasque «abandonen el catastrofismo» y vean «en positivo» los avances que ha conseguido la Comunidad en sus 37 años de vida y criticó las críticas en un «día de celebración».

En esa línea, el portavoz del PP, Raúl de la Hoz, afirmó que el Estatuto representa «integración, utilidad y lealtad» de esta Comunidad, que ha operado «siempre desde el respeto absoluto» al marco autonómico y constitucional y lamentó que el PSOE haya manifestado su negativa a apoyar la reforma estatutaria que impulsan el PP y Cs para suprimir los aforamientos de los miembros de la Junta y los procuradores.

De la Hoz dijo que la posición del PSOE obedece a que los socialistas ahora no quieren «quebrantar» la voluntad de Podemos en el ámbito nacional de no eliminar aforamientos. «Lo que quieren es no llevar la contraria a sus jefecillos de Madrid», sostuvo.

SIN VOX

El único representante de Vox en las Cortes de Castilla y León, Jesús García-Conde, se ausentó del acto de conmemoración del 37 aniversario del Estatuto de Autonomía porque el sistema autonómico «supone un despilfarro» de dinero y genera «inseguridad jurídica y fragmentación en los mercados».

A través de un comunicado, Vox expresó que este aniversario es un acto de conmemoración y respaldo del sistema del Estado de las Autonomías que no comparte. En su opinión, supone un «despilfarro de recursos inasumible para la economía de los españoles, además de crear duplicidades con otras administraciones que implican un gasto innecesario».

Mañueco defiende 37 años de éxito del Estatuto y la oposición lo pone en duda