miércoles 14/4/21

Mañueco exige 5.000 M€ de los fondos de recuperación de la UE

CyL exige el 6% del dinero que llegará al país y la gestión directa de al menos la mitad
Mañueco y Carriedo se dirigen a dar una rueda de prensa telemática sobre fondos de la UE. NACHO GALLEGO

Castilla y León pretende obtener al menos un 6 por ciento de los 84.000 millones de euros del programa Next Generation de la Unión Europea destinados a España para afrontar la recuperación de la crisis de la covid, que son 5.000 millones de euros a gestionar, según persigue la Junta, en un cincuenta por ciento entre la Comunidad y el Gobierno de España.

Así lo ha informado ayer en rueda de prensa el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, quien, acompañado por el consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo, ha exigido la convocatoria del Consejo de Política Fiscal y Financiera para abordar un reparto «objetivo, justo y equilibrado» de estos fondos, en los que, entre otros aspectos, se tenga en cuenta el reto demográfico.

Como ha detallado el titular de Economía y Hacienda, el Gobierno de España ha confirmado hasta el momento una asignación inicial a la Comunidad de 939,77 millones procedentes de los fondos europeos: 335,18 millones del Reatc-EU, que la Junta ve «insuficientes», 520,79 del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia y 83,8 millones de Desarrollo Rural, que son una parte de esos 5.000 millones pretendidos.

De este modo, el objetivo final de la Junta de Castilla y León es que la Comunidad reciba en el marco plurianual 2021-2027 un total no inferior a 12.826 millones de euros procedentes de fondos europeos, tanto por la vía de los Next Generation EU, como por el Marco Financiero Ordinario, que incluye partidas como la PAC, con 6.435 millones, o los 1.400 millones de los fondos estructurales y de inversión, que ayer el presidente de la Junta ha instado a «no aminorar ni un euro».

Para contextualizar estos datos, la Junta espera recibir de Europa en siete años un montante similar al presupuesto total aprobado para este año 2021 en la Comunidad, que es el más alto de su historia, y alcanza los 12.291 millones de euros.

De este modo, ante el momento de dificultad social y económica que atraviesa la Comunidad como consecuencia de la pandemia, el presidente del Ejecutivo autonómico ha asegurado que los Fondos Europeos de nueva generación y el resto de instrumentos financieros europeos suponen «una oportunidad para superar los efectos de la crisis en Castilla y León».

Así, ha defendido que el Plan Europeo de Recuperación ‘Next Generation EU’ servirá para ayudar a la Comunidad a «avanzar en su proceso de transformación digital, desarrollo sostenible y reto verde», objetivos que coinciden con la estrategia de modernización que está llevando a cabo la Junta de Castilla y León, y que incluye la cohesión económica, social y territorial de la Comunidad, avanzando en el desarrollo rural y el reto demográfico.

De los 5.000 millones pretendidos, Fernández Mañueco ha explicado que la mitad del montante debería ser gestionado directamente por la Junta, mientras que la gestión del resto le correspondería al Estado.

Según ha explicado el presidente, los fondos gestionados directamente por la Junta se enfocarán hacia la recuperación y la modernización dentro de las pautas que marque Europa, con proyectos y actuaciones encaminadas al mantenimiento del empleo en los sectores más castigados por la pandemia.

También se destinarán esos fondos, ha continuado, a invertir en equipamiento y personal que garantice la docencia, los servicios sociales y la atención a las personas afectadas por la crisis sanitaria, a financiar proyectos digitales en Entidades Locales y de eficiencia energética en edificios públicos, a mejorar los servicios de prevención y extinción de incendios y salvamento en el medio rural o a la movilidad eléctrica y sostenible, entre otros.

Respecto a la parte correspondiente a la gestión de los Fondos Europeos por parte del Estado a través de sus presupuestos, la Junta considera que debería destinarse a «iniciativas nacionales», así como a apoyar a las empresas a través de las Manifestaciones de interés (MDI), la vía abierta por el Gobierno para identificar el estado del mercado en torno a proyectos, iniciativas o líneas de actuación en diferentes ámbitos.

PENDIENTES DEL GOBIERNO

Preguntado por el estado de los proyectos recopilados en la Comunidad susceptibles de captar estos fondos, que suman más de seis mil millones de euros, el consejero de Economía y Hacienda ha explicado que estos ya se han remitido al Gobierno de España, que ahora tendrá que evaluarlos dentro de la comisión de seguimiento creada a tal fin, que tiene un plazo máximo hasta el 30 de abril, momento en el que España debe elevar su propuesta a Europa.

Así, en septiembre se creó en la Comunidad la Oficina de Coordinación de Fondos de la Unión Europea con el objetivo de optimizar la coordinación en la gestión de los fondos europeos.

El presidente ha explicado que, entre los trabajos desarrollados por la Oficina se encuentra el documento “Iniciativas de recuperación y resiliencia en Castilla y León”, donde se han identificado 71 iniciativas estratégicas agrupadas en diez componentes. Además, ha concluido que se ha elaborado una «biblioteca de proyectos» —446— destinados a transformar y modernizar la Comunidad.

Mañueco exige 5.000 M€ de los fondos de recuperación de la UE