martes. 29.11.2022
13-F: elecciones en CyL

Mañueco impone 10 prioridades a la Junta para lograr la mayoría y no depender más de pactos

Igea acusa al presidente de CyL de «corrupto» y Arrimadas dice que los consejeros de Cs aguantaron «carros y carretas»
                      Mañueco se dirige ayer al acto institucional de toma de posesión del nuevo consejero de Sanidad, Alejandro Vázquez. NACHO GALLEGO
Mañueco se dirige ayer al acto institucional de toma de posesión del nuevo consejero de Sanidad, Alejandro Vázquez. NACHO GALLEGO

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, puso ayer diez tareas a su remodelado gobierno tras la convocatoria de elecciones anticipadas al 13 de febrero, que tendrán la sanidad como la primera de ellas, y prioritaria.

Así lo trasladó ayer tras ese primer Consejo de Gobierno de la Junta, el nuevo portavoz, Carlos Fernández Carriedo, después de la salida de los cuatro consejeros de Cs, fulminados por Mañueco 24 horas antes, y la única incorporación en la cartera de Sanidad de Alejandro Vázquez.

Para ese gobierno Mañueco les insistió en que la Junta «no se para», y «sigue funcionando al servicio de la Comunidad». Todo para lograr la mayoría absoluta y no depender ya más de pactos políticos para gobernar en la Junta.

Carriedo, que se mantiene al frente de Economía y Hacienda, y añade Empleo e Industria y la portavocía de la Junta, defendió que se trata de un gobierno eficaz, con experiencia y centrado en los problemas de la Comunidad, con el diálogo como seña de identidad. Y explicó que el presidente de la Junta les ha encomendado diez tareas que pasan por la prioridad sanitaria, la recuperación económica y el empleo, o dar continuidad a aspectos presupuestarios, para lo que el jueves 30, en Consejo de Gobierno, se aprobara la prórroga de las Presupuestos de la Comunidad de 2021, que Mañueco no logró sacar adelante.

El cuarto punto vital para Mañueco es la gestión de los fondos de la UE, especialmente los de Nueva Generación, con garantía de ejecución, la garantía de los servicios públicos, la negociación de la PAC y apoyo al sector, el compromiso con el mundo rural, y la financiación autonómica, que tras la propuesta del Gobierno la Junta contestará en enero.

La transparencia y el buen gobierno y consolidar la idea de que Castilla y León es una comunidad abierta completan las líneas de trabajo para las próximas semanas.

A toda prisa
Los principales partidos se han visto obligados a acelerar su maquinaria electoral para las listas

La precampaña electoral en Castilla y León comenzó ayer, justo el día después de que el presidente Alfonso Fernández Mañueco destituyera a todos los consejeros de Ciudadanos de su gobierno, y que ya está marcada por la lucha entre los antiguos socios de Gobierno —PP y Cs— por el relato que ha marcado su ruptura y a la que se ha sumado Por Ávila.

El exvicepresidente de Castilla y León Francisco Igea (Cs) mostró en su perfil de Twitter una captura de Whatsapp de una conversación con el consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo (PP), del jueves con la que quiere desmontar las acusaciones del presidente de que estaba negociando los presupuestos con Por Ávila a sus espaldas.

En el Gobierno de CyL, ahora en solitario de Fernández Mañueco, consideran que este mensaje no cambia su denuncia acerca de una negociación presupuestaria opaca.

«Una conversación en el marco de la negociación presupuestaria no implica que no existiesen una agenda y unos pactos secretos de los que Igea no informaba», aseguraron fuentes de la Junta.

Y creen que durante el fin de semana se hizo evidente la confluencia de intereses entre Ciudadanos, Por Ávila, y el PSOE cuando los socialistas anunciaron el sábado que sus procuradores votarían a favor de las enmiendas de Por Ávila.

Quien se ha sumado además a esta lucha por el relato también fue el alcalde de Ávila, quien también mostró una captura de llamada de Carlos Fernández Carriedo corroborando la versiónd e Igea.

consejeros«La mentira es corrupción, quien miente en estas circunstancias es un corrupto porque engaña a los ciudadanos y pone el interés de su partido por encima de la Comunidad, hemos convertido la Comunidad en una pieza en un tablero», acusó ayer Igea a Mañueco. Y mientras el PSOE ve al PP más procupado por «el juego de tronos» que por el país, en palabras de la secretaria de Igualdad, la leonesa Andrea Fernández, la líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, aseguró que los consejeros de Cs en Castilla y León aguataron «carros y carretas», les agradeció su «excelente trabajo» y confesó que se arrepentía de haber enregado el gobierno de cuatro comunidades al PP, entre ellas Castilla y León.

Los principales partidos se han visto obligados a acelerar su maquinaria electoral como consecuencia del adelanto en un año y tres meses de los comicios en Castilla y León, que el 13 de febrero celebrará por primera vez unas elecciones independientes de otras citas, y ha pillado por sorpresa a algunos partidos que deben acelerar ahora sus procesos internos para elegir candidato.

No es el caso del PP, ya que Alfonso Fernández Mañueco será reelegido presidente del partido en esta Comunidad en el Congreso que celebrará el partido el 15 y 16 de enero en León y al que sólo él se ha presentado. De este modo, el PP le nombrará además oficialmente candidato a la Presidencia de la Junta al contar con el aval de Génova.

El pulso de Gemma Villarroel en Cs

En el caso del PSOE, Luis Tudanca fue reelegido por tercera vez secretario general del partido el pasado 28 de noviembre en un congreso en Burgos y su gestión fue avalada por más del 95 por ciento de los delegados. Aunque el partido debería celebrar primarias para elegir al candidato, fuentes socialistas han explicado que la premura de las elecciones del 13 de febrero llevará a que Tudanca sea nombrado directamente candidato a la Presidencia de la Junta. Además, al igual que en el caso de Mañueco, Tudanca también cuenta con el visto bueno de la dirección federal y, de hecho, ganó las últimas elecciones en Castilla y León.

El caso de Ciudadanos es más complejo porque Francisco Igea, el hasta el lunes vicepresidente de la Junta, no ocupa ningún cargo orgánico en el partido y la coordinación recae en Gemma Villarroel.

Según los estatutos, Cs también debería celebrar primarias, pero en el partido dan por hecho que tampoco se celebrarán debido a la cercanía de la cita electoral.

Francisco Igea ya se ha ofrecido a ser candidato de nuevo y fuentes de la dirección nacional de Cs ven con buenos ojos su designación, aunque Gemma Villarroel ya ha advertido de que la elección del candidato «se hará con todas las garantías que marcan la normativa y estatutos» del partido.

Además, Francisco Igea ya ha indicado que le encantaría participar en los dos debates electorales que por ley se deben celebrar para enfrentarse cara a cara contra Alfonso Fernández Mañueco.

Vox, una de las formaciones que de momento es residual en Castilla y León con una única procuradora en las Cortes pero con muchas encuestas dándole un importante crecimiento, está a la espera de lo que decida el partido a nivel nacional.

En cualquier caso, confía en contar con grupo propio en las Cortes en la próxima legislatura y ser determinante, según ha explicado a Efe la procuradora Fátima Pinacho.

Pablo Fernández, secretario general de Podemos en Castilla y León, ya ha asegurado que está a disposición de lo que decidan los militantes de la formación, mientras que Por Ávila, partido que era clave para sacar adelante los Presupuestos, ha anunciado que Pedro Pascual encabezará la lista de esta formación con el objetivo de lograr un segundo procurador en las Cortes de Castilla y León.

En el caso de la Unión del Pueblo Leonés, su secretario general, Luis Mariano Santos, está dispuesto a encabezar la candidatura de la formación y, según ha explicado, el órgano máximo de dirección se constituirá el próximo lunes tras el reciente congreso del partido y será el encargado de designar al candidato a la Presidencia de la Junta o establecer la fórmula para hacerlo.

Una de las grandes novedades de estos comicios es el salto a la política de la plataforma Soria ¡Ya!, que lleva 20 años denunciando los problemas y agravios de la España Vaciada y habrá que ver qué impacto tienen en las próximas elecciones. Su candidato de momento se desconoce, aunque podría ser Carlos Vallejo, uno de sus portavoces.

La presencia de la España Vaciada en las elecciones inquieta al PP. tanto que ayer Mañueco se refirió a Soria ¡Ya! como la «muleta del sanchismo».

Mañueco impone 10 prioridades a la Junta para lograr la mayoría y no depender más de...
Comentarios