viernes 28.02.2020

Mañueco pide celeridad al Gobierno para impulsar un plan por el reto demográfico

El presidente de la Junta defiende la «España de las oportunidades» frente al término España vaciada, que ve despectivo
Mañueco saluda al obispo de Ávila, José María Gil Tamayo, en el marco de la Conferencia Europea sobre repoblación rural.
Mañueco saluda al obispo de Ávila, José María Gil Tamayo, en el marco de la Conferencia Europea sobre repoblación rural.

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, pidió ayer en Gredos (Ávila) al Gobierno central, «desde la máxima lealtad y colaboración», celeridad en el impulso de una estrategia nacional por el reto demográfico, porque, como apuntó, la despoblación es «un tema de toda España y de la Unión Europea, y se necesita la implicación de todas las administraciones y de los agentes sociales y económicos». «Es un problema de todos que entre todos debemos darle la vuelta porque nos jugamos nuestro futuro y nuestro peso en el mundo», afirmó.

Fernández Mañueco, que asistió a la Conferencia Europea de Diputaciones provinciales, comunidades autónomas y Administración General del Estado para la repoblación rural y territorial que se celebra en el Parador Nacional de Gredos, aseguró que «es el tiempo de estar con la gente del medio rural y la Junta de Castilla y León tiene como prioritario el reto demográfico», que «es uno de los principales problemas de Europa y del mundo, y que en Castilla y León se ve agravado».

A su juicio, el problema de Castilla y León «no es de saldo migratorio, sino de que hay menos nacimientos que defunciones». Por eso «es fundamental impulsar políticas de natalidad», aseguró.

Recordó que el Gobierno autonómico viene trabajando desde hace años en la lucha contra la despoblación, «siendo fundadores del grupo de regiones con desafíos demográficos e impulsando la estrategia nacional por el reto demográfico, que seguimos esperando».

Estereotipos

También quiso alejarse de estereotipos como la España vaciada, que considera «un término despectivo», para poner en valor el medio rural y hablar de la «España de las oportunidades», pues «debemos convencer de que no hay lugar mejor para vivir que el medio rural». Eso sí, aclaró que además de ese «mensaje positivo» hay que «solucionar los problemas existentes».

En ese sentido comentó que «hay que dar oportunidades» y para eso «las políticas de la Junta deben tener una perspectiva demográfica», pero también habló de «apostar por unos servicios públicos de calidad» que garanticen la sanidad, los servicios sociales y la educación en el medio rural y por contar con «un transporte que llegue a todos los rincones y por la transformación digital, que es esencial que llegue a todos los lugares porque diferenciará a los ciudadanos de primera y de segunda, y permitirá crear empleo a través del teletrabajo».

«Además hay que poner en marcha políticas en el territorio, apostando por la cercanía a los pequeños municipios», señaló el presidente de la Junta de Castilla y León, quien en ese punto quiso hacer un reconocimiento especial a los 2.248 ayuntamientos de la Comunidad, con sus alcaldes y concejales que «hacen una labor profesional de servicio a los vecinos, muchas veces altruista».

Mañueco pide celeridad al Gobierno para impulsar un plan por el reto demográfico