miércoles. 07.12.2022

El presidente autonómico del PP y candidato a la Presidencia de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, ha asegurado este viernes que su futuro gobierno conjunto con Vox actuará «con normalidad» y, tras llamar a la «tranquilidad», ha hecho un llamamiento a la sociedad para que les juzguen por lo que hagan y no por lo que se piensa que van a hacer los dos nuevos socios de Gobierno. «Lo único que les pido a todos es que no nos juzguen por lo que ustedes piensan que puede ocurrir y que nos juzguen por lo que vamos a hacer», ha pedido en concreto para añadir: «Yo creo que puedo pedir eso, que se me juzgue por lo que hago y por lo que digo, no por lo que alguien piensa que puedo hacer o decir».

«Todavía no están nombrados los consejeros, dejen al menos que podamos nombrar los consejeros», ha pedido Fernández Mañueco que ha insistido en que PP y Vox no han cerrado todavía ni la estructura de Gobierno, para el que elegirán «a las personas más adecuadas y convenientes», si bien ha confirmado que los delegados territoriales dependerán de la Consejería del PP que lleve este ámbito. «Nos sentaremos y hablaremos», ha evidenciado para asegurar que no hay líneas rojas sobre las carteras. «Hemos dado un paso muy importante, pero todavía nos quedan dar muchos pasos, tengamos todos tranquilidad, tengamos paciencia», ha sentenciado el presidente autonómico del PP en referencia al pacto firmado ayer con Vox su futuro socio de Gobierno que, según ha aseverado, va a actuar «con normalidad» y desde el respeto al ordenamiento jurídico, en el que ha incluido la Constitución Española» y el Estatuto.

Fernández Mañueco ha rechazado tajantemente que el documento firmado con Juan García-Gallardo incluya referencias machistas, racistas y xenófogas y ha aclarado que la inclusión expresa de la «inmigración ordenada» hace referencia a «recibir a las personas a las que la ley permite venir a nuestro país y a la Unión Europea». «Esta tierra es una tierra de acogimiento porque durante el último siglo y medio hemos sido tierra de emigración a otras comunidades autónomas, a otros países de la Unión Europea y a otras latitudes fundamentalmente Iberoamérica», ha reconocido el presidente que ha insistido en presentar a Castilla y León como «tierra de acogida». «Vamos a ser un Gobierno que vamos a atender a los inmigrantes que que vengan a esta tierra y que respeten la ley».

Mañueco pide que se le juzgue por lo que haga su gobierno
Comentarios