jueves 26/5/22
                      Mañueco llega a las Cortes de Castilla y León el día del debate de su investidura. NACHO GALLEGO
Mañueco llega a las Cortes de Castilla y León el día del debate de su investidura. NACHO GALLEGO

El portavoz de la Junta de Castilla y León en funciones, Carlos Fernández Carriedo, garantizó ayer que el Plan Anticrisis anunciado por el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, en su discurso de investidura y que estará dotado de 400 millones de euros será la primera medida que apruebe el nuevo Gobierno formado por PP y Vox.

Fernández Carriedo explicó que la puesta en marcha de este plan será la primera cuestión que se abordará en el Consejo de Gobierno del próximo jueves, el primero con el nuevo organigrama de la Junta después de que Fernández Mañueco tome posesión el martes 19 y designe a los nuevos consejeros, que asumirán sus carteras el miércoles 20.

Carriedo anunció que el futuro gobierno tramitará «con carácter inmediato» el proyecto de ley para bajar el tramo autonómico del IRPF, aún sin cuantificar, mientras que ha dejado abierto a la decisión del nuevo gabinete si aprobar o no unos Presupuestos de la Comunidad para 2022 o seguir con los prorrogados de 2021.

«El nuevo gobierno decidirá», se limitó a decir al ser preguntado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, último en funciones antes de que la próxima semana se constituya el nuevo gabinete y sea aprobado, tal y como ha ratificado, el plan anticrisis que comprometió el presidente electo, Alfonso Fernández Mañueco, dotado con unos 400 millones de euros.

Sin pistas sobre quiénes le acompañarán en el nuevo gobierno, Carriedo explicó que el presidente les ha agradecido a todos los consejeros su labor, extensible a todos los equipos de gestión y a todos los empleados públicos que han dirigido en la anterior legislatura y en los meses que llevan en funciones.

Dentro del plan, el portavoz indicó que incluirá ayudas concretas para los sectores económicos más afectados por la crisis derivada de la guerra en Ucrania y también apoyo a las familias más necesitadas, además de la anunciada rebaja fiscal del tramo autonómico del IRPF, que afectaría al millón de contribuyentes en este gravamen, aunque ha descartado adelantar la cuantía.

Sobre esta última cuestión, además de remitir al futuro gobierno para cuantificar la bajada del primer tramo del IRPF, Carriedo detalló que la intención es iniciar «con carácter inmediato» la tramitación de un proyecto de ley, ya que el marco legal impide que este tipo de modificaciones puedan ser aprobadas por decreto.

Preguntado por si esa intención sobre legislar acerca del IRPF —algo que se suele incluir en la ley de acompañamiento de los presupuestos— aleja la idea de aprobar unas nuevas Cuentas, Carriedo insistió en la idea de que sea el futuro Ejecutivo el que tome esas decisiones.

Tampoco pudo despejar algunas de las dudas que existen sobre las tomas de posesión de los cargos de la Junta previstas para la semana próxima, ya que las confirmaciones de otros representantes institucionales están aún pendientes, con muchas miradas puestas en si finalmente el nuevo líder nacional del PP, Alberto Núñez Feijóo, acude o no al acto, al que sí ha manifestado su intención de acudir la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, mientras que está por ver también si el líder de Vox, Santiago Abascal, asiste.

Carriedo defendió además la acción del Ejecutivo en funciones con la tramitación de 330 expedientes y la distribución de hasta 2.500 millones de euros, con la garantía del día a día en la gestión, en palabras del portavoz, convencido de que este gabinete en funciones ha cumplido con su función de dar continuidad, también en la preparación de la llegada de fondos europeos vinculados a la superación de la crisis de la pandemia.

Mañueco pondrá en marcha ya el plan anticrisis incluyendo la rebaja del IRP