jueves 26/5/22

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, afirmó ayer que quiere aplicar en la Comunidad un plan fiscal de bajada de impuestos similar al que propone el líder de su partido, Alberto Núñez Feijóo.

Así lo aseguró en su intervención ante el Comité Ejecutivo del PP, en el que Feijóo detalló algunas de las medidas que forman parte del plan económico que enviará a Moncloa mañana, en el que la bajada de impuestos es uno de los pilares básicos, ya que pretende «devolver» hasta 10.000 millones a los ciudadanos por la recaudación extra a causa de la inflación.

Feijóo ha planteado bajar el IRPF a las rentas inferiores a los 40.000 euros; una ayuda directa de entre 200 y 300 euros para personas vulnerables con salarios por debajo del umbral que obliga a realizar la declaración de la renta; una rebaja urgente del IVA sobre el gas y la luz al 5% como permite Europa, y actuar sobre el Impuesto de Sociedades, dando libertad para amortizar inversiones en eficiencia energética o transformación digital, entre otras medidas.

Mañueco, que dio las gracias a Feijóo y a los barones y cargos del PP que se han volcado en la campaña de CyL y estuvieron pendientes de la formación de Gobierno, adelantó en el cónclave del Partido Popular que la Junta de Castilla y León también va a llevar a cabo la presentación de un plan económico parecido al que ha presentado el presidente de los populares.

Ya en su debate de investidura celebrado hace menos de 10 días, Mañueco hizo hincapié en el apartado económico y avanzó una «revolución fiscal» esta legislatura con la mayor bajada de impuestos de «la historia» de Castilla y León.

LA NIEVE LE OBLIGó A DAR LA VUELTA

A renglón seguido, el presidente de Castilla y León —que tomó posesión de su cargo el martes— relató también ante el Comité Ejecutivo cómo se configura el nuevo Gobierno de la Junta, que su partido comparte con Vox.

Mañueco asistió ayer a la toma de posesión de todos los consejeros y de su vicepresidente, Juan García-Gallardo en la sala experimental del Centro Cultural Miguel Delibes de Valladolid, donde reclamó a su nuevo Gobierno que el «ruido» no les «desvíe» de lo «importante», que es el «servicio a las personas».

El presidente de la Junta de Castilla y León no pudo asistir de forma presencial al Comité Ejecutivo, como tenía previsto, y tuvo que hacerlo de forma telemática ya que sufrió los efectos del temporal de nieve, viento y frío que afecta a buena parte del país. Cuando ya estaba en carretera para acudir a la reunión del Comité Ejecutivo en Madrid, se vio obligado a darse la vuelta por los cortes de tráfico producidos en la AP-6 a causa de la nieve. Lo mismo le ocurrió a más dirigentes de Castilla y León, como a Javier Maroto.

Mañueco quiere aplicar en CyL un plan fiscal similar al que propone Núñez Feijóo
Comentarios