sábado 23/1/21
Desde la Junta

Mañueco siente "muchísimo dolor" por los hosteleros y también por los 7.000 muertos

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, durante la presentación este miércoles de las mejoras en el sistema de atención a la dependencia de la Comunidad. NACHO GALLEGO
El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, durante la presentación este miércoles de las mejoras en el sistema de atención a la dependencia de la Comunidad. NACHO GALLEGO

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha reconocido este miércoles que siente "muchísimo dolor" cuando ve a los hosteleros protestar por el cierre del sector para controlar la pandemia, el mismo que siente ante las más de 7.000 muertes que ha dejado la covid en la Comunidad.

"El culpable es el coronavirus, el maldito bicho", ha insistido Mañueco en rueda de prensa telemática para dar a conocer algunas novedades en la atención a la dependencia en la Comunidad.

El titular de la Junta ha reconocido ese dolor por los hosteleros, algunos muy cercanos, pero también por los responsables de algunas actividades comerciales que están sufriendo las consecuencias de la pandemia, y por esas más de 7.000 vidas perdidas por la covid.

Ese dolor es algo que va "en su mochila" como presidente de la Junta, una mochila que no le hubiera gustado tener que portar pero que le corresponde como presidente de la Comunidad, ha reflexionado.

Fernández Mañueco ha incidido en que se está en la tercera ola de la pandemia, que crece a un ritmo vertiginoso, y ante la que se han adaptado medidas que ya funcionaron a la hora de superar la segunda como el cierre del interior de la actividad hostelera, los centros comerciales o gimnasios que opera desde hoy durante catorce días en toda la Comunidad.

El presidente de la Junta ha confiado en que las medidas en marcha, tanto esas como los cribados puntuales con test de antígenos de segunda generación en localidades y empresas para detectar la covid, o el proceso de vacunación que hay en marcha, y que va a buen ritmo en la comunidad, permitan "superar en el 2021 al maldito bicho".

Fernández Mañueco ha hecho un llamamiento a la "entereza y la confianza", en su convencimiento de que este año se logrará superar la covid.

El titular del Ejecutivo autonómico ha planteado que hay que ir "partido a partido", para ver como evolucionan las medidas en marcha, si hace falta más o por contra bajarlas de "manera puntual en alguna capital o punto concreto"; y sobre la medida del confinamiento domiciliario puntual ha dicho que es "un debate zanjado por el Gobierno de España" al que no tiene que "decir más".

Sobre la hostelería, y ante las medidas planteadas en otras comunidades como Galicia, donde se ha acordado mantener el sector abierto aunque con cierre a las seis de la tarde, ha defendido que en Castilla y León se ha aplicado ese cierre total en el interior por ser una medida que aunque difícil fue eficaz ante la segunda ola para proteger la salud y hacer el menor daño posible a la economía.

No obstante, ha avanzado que mañana el vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, hará un ejercicio de "pedagogía" sobre esas medidas.

En cuanto a las vacunas contra la covid, ha recordado que Castilla y León es la cuarta comunidad en vacunación por dosis aplicadas y la segunda en porcentaje de población vacunada, y ha sostenido que una vez que se garantizó el suministro de la misma se ha incrementado el ritmo de vacunación.

Ha insistido en pedir al Gobierno certidumbre y celeridad a la hora de hacer llegar esas dosis para que la Comunidad pueda organizar su distribución y aplicación y ha explicado que si el ritmo de llegada de dosis aumenta se usarán todos los recursos para que también lo haga el de las vacunaciones.

Sobre los casos que ha habido en León y Astorga, con un centenar de usuarios y trabajadores de dos residencias contagiados por la covid aunque ya habían recibido la primera dosis, ha insistido en que hasta que no se recibe la segunda no se logra la inmunidad completa por lo que ha reclamado "un esfuerzo de precaución".

El presidente de la Junta ha recalcado el esfuerzo de anticipación hecho por la Junta ante esta tercera ola, con un cambio de criterios que ahora tienen su base en la incidencia acumulada a los siete días y con datos diarios y no consolidados a cinco días.

Mañueco siente "muchísimo dolor" por los hosteleros y también por los 7.000 muertos