martes 17.09.2019

Medio millar de coches colapsan la N-122 para exigir la autovía del Duero

Denuncian que circulan por tramos con índices de peligrosidad 400 veces por encima de la media
Más de dos mil personas se concentraron en la plaza Mayor de Aranda de Duero. PACO SANTAMARÍA
Más de dos mil personas se concentraron en la plaza Mayor de Aranda de Duero. PACO SANTAMARÍA

Medio millar de vehículos colapsaron ayer la N-122 con una marcha lenta, como metáfora del ritmo que llevan las obras de la Autovía del Duero, que pretende reivindicar la construcción definitiva de esta infraestructura entre Soria y Tudela de Duero. La marcha concluyó en la capital ribereña burgalesa con la lectura de un manifiesto consensuado por las tres organizaciones convocantes: Aranda de Duero por las Infraestructuras, Soria ¡Ya! y A 11 Pasos.

Los coches partieron de Soria, con 150 turismos, a los que se fueron sumando más vehículos en El Burgo de Osma, San Esteban de Gormaz y Langa de Duero durante los 115 kilómetros del trayecto, hasta alcanzar los tres centenares de turismos, que transitaron siempre por debajo de los 60 kilómetros por hora. Se unieron en Aranda de Duero con otros más de 150 coches que recorrieron los 40 kilómetros que les separa de la ciudad burgalesa desde la localidad vallisoletana de Peñafiel.

El porcentaje

El 21% de habitantes de la Comunidad necesita está autovía para trasladarse de su provincia

En ambos casos, los manifestantes se encontraron con muestras de apoyo y respaldo en la orilla de la propia N-122 en cada pueblo por el que transitaban. Aplausos, gritos de ánimo y pancartas reivindicativas empujaron a los coches hacia la Plaza Mayor de Aranda de Duero, donde finalmente se reunieron cientos de personas, tanto los llegados de Soria y Valladolid como los propios arandinos, que escucharon el manifiesto reivindicativo que leyeron varios de los miembros de las plataformas.

Los ciudadanos sorianos, burgaleses y vallisoletanos circulan desde hace tres décadas por tramos de carretera considerados «de los más peligrosos de toda España, con índices de peligrosidad 400 veces superior a la media española y poniendo en juego nuestra vida un día sí y otro también, en esta ratonera llamada Autovía del Duero». En total, medio millar de personas reside en los pueblos y ciudades que atraviesan el recorrido de la N-122, el 21 por ciento de los habitantes de Castilla y León. «Aún así, habiendo sido declarada de interés estratégico por la Junta en 1993, aun siendo un eje vertebrador entre el este y el oeste de la Península Ibérica, aun con todas las promesas, seguimos sin percibir avances sustanciales en su ejecución», reprocharon las plataformas.

Medio millar de coches colapsan la N-122 para exigir la autovía del Duero