jueves. 30.06.2022

Seis millones de ahorro y 885 donaciones en el primer mes sin impuesto en la Comunidad

Mañueco asegura que la medida, que en León supuso un beneficio fiscal de 688.830 €, es útil para el impulso económico
Mañueco, con Igea y Carriedo ayer, tras la rueda de prensa que ofreció en Valladolid. NACHO GALLEGO

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, destacó ayer que la práctica eliminación del impuesto de Donaciones ha supuesto un ahorro para las familias de más de seis millones de euros que, señaló, son «útiles» para la reactivación económica de la Comunidad tras la crisis generada por la pandemia de covid-19. En León ha supuesto un beneficio fiscal de 688.830 euros. Las autoliquidaciones en la provincia sumaron en 2021 6.958 frente a las 14.777 de 2019.

Mañueco hizo un balance de esta medida que lleva en vigor algo más de un mes, desde el 9 de mayo, y que, según el presidente de la Junta, en su primer mes de aplicación muestra ya «el beneficio» que supone para los ciudadanos de la Comunidad y la «buena acogida» de este beneficio fiscal que se ha demostrado «útil para las personas y útil para reactivar la economía».

Mañueco dijo también que en este primer mes desde su aplicación se ha experimentado un «importante» incremento en el número de autoliquidaciones presentadas, ya que en este periodo se han registrado en la Comunidad 885, una cifra que multiplica «por cuatro» a las del mismo periodo de 2019 —se compara con este periodo ya que 2020 fue un año atípico por la pandemia de la covid-19—, cuando se contabilizaron 242.

El importe de la cuota equivalente asciende a 6.069.399 euros, lo que supone 29 veces más que la del mismo periodo de 2019, que ascendió a 211.314 euros. Tras aplicar la bonificación del 99 por ciento, la cantidad pagada por los contribuyentes ascendió a sólo 60.694 euros, pese a ser muchas más las autoliquidaciones, con un ahorro fiscal de 6.008.704 euros.

El presidente de la Junta resaltó que pese a que para la Hacienda autonómica supone 150.000 euros menos de ingresos reales, lo compensa «sobradamente» el beneficio para las familias y la actividad económica. Por un lado, con el ahorro de más de seis millones de euros que quedan a disposición de las familias para que puedan destinarlo a consumo o a inversiones. Por otro, apuntó Fernández Mañueco, las familias pueden destinar las donaciones a emprender, impulsar un negocio, invertir.

En este primer mes de eliminación del impuesto, el valor del volumen total de las donaciones ha crecido hasta alcanzar los 52,7 millones de euros. Han crecido de forma exponencial y los ciudadanos de la Comunidad también han ahorrado cantidades «importantes» en su factura fiscal. Lo que demuestra, resaltó el presidente de la Junta, que se han incentivado operaciones que las familias querían hacer y estaban «penalizadas».

Respecto a las sucesiones, hay que tener en cuenta que existe un periodo de seis meses para poder autoliquidarlas, por lo que este primer mes desde la puesta en marcha de esta medida no es significativo en lo que a este concepto se refiere.

Esta bajada de impuestos, dijo el presidente de la Comunidad, confirma el impulso que va a suponer sobre el consumo y la demanda interna, al generar una mayor disponibilidad de rentas a los castellanos y leoneses. De esta manera se incentivará la actividad económica y la inversión, tan esenciales en estos momentos, al tiempo que se favorecerá a medio plazo el crecimiento económico y la creación de empleo.

La rebaja fiscal «ayuda» al relevo intergeneracional de empresas y negocios, así como al emprendimiento y al desarrollo de proyectos de futuro que van a contribuir a generar riqueza en Castilla y León, ya que se elimina la traba que el pago del impuesto pudiera suponer a la transmisión de los bienes entre familiares directos, sostuvo Mañueco.

Seis millones de ahorro y 885 donaciones en el primer mes sin impuesto en la Comunidad
Comentarios