miércoles. 07.12.2022

Montero pide el cese de García-Gallardo por su actitud "machista" frente al crimen de Palencia y él se siente "honrado"

-El  vicepresidente de la Junta habló de "tragedia familiar" en relación al asesinato de una mujer en Palencia
undefined
La ministra Irene Montero durante su intervención de hoy en el Congreso. JAVIER LIZÓN

La ministra de Igualdad, Irene Montero, ha respondido este miércoles a las críticas del PP hacia sus políticas, y ha pedido al principal partido de la oposición que "deje de ser el altavoz del machismo y la transfobia" en el Congreso.

Lo ha hecho durante la sesión de Control al Gobierno en la Cámara baja, en donde la diputada 'popular' Marta González ha asegurado que las mujeres españolas viven con "inquietud" las "novedades que suponen las leyes impulsadas" por Igualdad.

En su intervención, González se ha referido al caso de un hombre condenado por violencia doméstica y no de género, por agredir a su pareja, tras haber realizado un cambio de nombre en el registro; y se también a la intención del abogado de 'La Manada' de solicitar una reducción de pena para sus clientes tras la aprobación de la Ley 'solo sí es sí'.

"¿Le parece adecuado que las mujeres vean recortados sus derechos con las leyes que promueve desde su Ministerio?", le ha preguntado la portavoz del PP en materia de Igualdad en el Congreso.

"Le pediría que dejen de mentir, pero es como pedirles que dejen de robar. Imposible", ha respondido Montero, antes de explicar que "el mero cambio de nombre" en el Registro Civil "no altera las responsabilidades jurídicas de una persona".

Machistas y negacionistas

La ministra ha explicado, además, que la Ley Trans de su Ministerio aún no está vigente, por lo que el caso al que se ha referido González responde a la normativa actual que implica que la persona que realiza esa modificación registral debe pasar obligatoriamente por "dos años de hormonación" y tener un "informe médico" que la diagnostique con disforia de género.

También ha precisado que, ni la ley actual, ni la que está pendiente de tramitación, "permiten la retroactividad", por lo que la responsabilidad penal de un hombre anterior al cambio registral se mantiene como tal.

Para la responsable de Igualdad, "quienes ponen en riesgo los derechos de las mujeres son los machistas, los agresores y quienes niegan la violencia de género".

Estas palabras no han convencido a González quien ha llamado a la ministra a usar "menos reproches e insultos" y a "meditar mejor las consecuencias de su inconsciente actividad legislativa" de "leyes descabelladas".

Un "despropósito"

Así, ha criticado que la Ley Trans haya llegado al Congreso "sin informes" de los órganos preceptivos y solicitando su tramitación de urgencia en lo que, a su juicio, es "un total desprecio" a una norma que causará "graves daños a las mujeres, a los menores y a sus familias".

González también ha hecho referencia a la comparecencia de Montero en el Congreso la semana pasada en la que, según ha señalado, "profirió una serie de despropósitos" sobre sexualidad y menores.

"En vez de rectificar, ser humilde y pedir disculpas, dice ser objeto de una campaña de mentiras y dice que vive esta situación con mucha vergüenza", le ha reprochado.

"Libres de transfobia"

Sin embargo, para Montero lo que debería hacer el PP es pedir la dimisión del vicepresidente de Castilla y León, el representante de Vox Juan García Gallardo, que, según ha señalado, ha "llamado privilegiada a la víctima de un asesinato machista y a sus hijos de 2 y 7 años".

"No son las personas trans quienes ponen en riesgo los derechos de las mujeres, es el patriarcado, es el machismo y los agresores", ha insistido Montero, quien ha asegurado que a las personas trans "se les debe un debate" de la ley "libre de transfobia". "Somos más lo que queremos que la Ley Trans sea Ley y así será antes de que acabe el año", ha concluido.

Y García-Gallardo responde

undefined
García-Gallardo, este miércoles en su visita al MEH de Burgos. SANTI OTERO

Un par de horas ha tardado en responder a la ministra Juan García-Gallardo. El vicepresidente de Castilla y León ha señalado este miércoles durante una visita al Museo de la Evolución Humana (MEH) de Burgos que se siente "honrado" por la petición de dimisión de la ministra de Igualdad, Irene Montero.

"A mí, las peticiones de dimisión de Irene Montero me honran porque si quisiera que continuase sería que estoy haciendo algo mal", ha sostenido García-Gallardo, quien ha reiterado su rechazo a todo tipo de violencia, con independencia de quien la ejerza.

En este sentido, ha calificado de "miserable y delincuente" al hombre que ejerce cualquier castigo contra una mujer pero ha insistido en que sucede lo mismo cuando quien la ejerce es una mujer.

De este modo, ha puesto en valor el anteproyecto de ley contra la violencia intrafamiliar que se tramita en Castilla y León para "poner a todas las víctimas al mismo nivel de protección" porque, según ha matizado, debe ser igual un huérfano de padre, que uno de madre.

Al respecto, ha lamentado que Vox se haya quedado solo defendiendo este concepto, frente al resto de partidos que plantean un "tratamiento diferente" cuando es una mujer la que ejerce violencia sobre un hombre.

García-Gallardo ha arremetido también contra el "ecologismo radical" que, según ha dicho, incita a los jóvenes a no tener hijos "para salvar al planeta".

Así, el representante de Vox ha insistido en que este tipo de planteamiento son "totalmente equivocados" y suponen una "regresión", sobre todo en territorios como Castilla y León donde existe un grave problema demográfico.

Montero pide el cese de García-Gallardo por su actitud "machista" frente al crimen de...
Comentarios