martes 24/5/22

Austera, con menos asistentes y sin vino español. El presidente de la Cortes, el leonés Carlos Pollán (Vox), suprimió el refrigerio tras el acto de toma de posesión, un ahorro de 10.000 euros. Además, como no se considera actividad parlamentaria, los procuradores que fueron y no están liberados tuvieron que faltar a sus trabajos y pagarse el viaje: no recibirán ni dietas ni kilometraje.

Del PSOE sólo fue la dirección del grupo parlamentario. No asistieron al acto los tres procuradores de la UPL y los de Soria Ya. «No hemos asistido a la toma de posesión de ningún presidente de la Junta y en este caso tampoco estaremos si cabe con más motivo por el pacto que ha permitido la investidura de Mañueco»,dijo el leonesista Luis Mariano Santos.

Ni vino ni dietas por orden de Pollán