jueves 20/1/22

Los organizadores del concierto de Natos y Waor el pasado 4 de diciembre en Valladolid, que reunió a casi 4.000 personas en el polideportivo Pisuerga y que está siendo investigado porque, según fotografías publicadas en redes sociales, no se hizo uso de mascarillas, han subrayado este miércoles que todo se realizó «dentro de la legalidad, con los permisos de la Junta y el Ayuntamiento, y toda la documentación requerida».

A través de un comunicado, Pasión eventos y Conexión Valladolid precisan que la imagen que se ha mostrado en todos los medios y redes «se aleja de la realidad de cómo se desarrolló el concierto, ya que es una imagen selfie, que se realiza al finalizar el concierto, donde el público quiere aparecer con su rostro sin mascarilla en la instantánea que lanza su artista favorito desde el escenario».

Según la nota de prensa, «es un acto reflejo más que una imprudencia ó irresponsabilidad, ya que el comportamiento fue normal.

Los organizadores del concierto Natos y Waor dicen que «todo fue legal»
Comentarios