martes 22.10.2019
Su presidente, Antoni Costa, descarta también la privatización

Paradores Nacionales, en contra de que se transfiera su gestión

La entidad considera que el comportamiento de la red es bueno con el actual sistema
El presidente de Paradores Nacionales, Antoni Costa, se mostró ayer en desacuerdo con la privatización o transferencia de la gestión de estas entidades a las comunidades autónomas. Como argumento contra esta propuesta, Costa señaló que el comportamiento de la red es «bueno» con el actual sistema de gestión y recordó que los intentos de introducir capital privado a Paradores fueron fallidos por su dificultad. «Nadie se plantea que las cadenas si están en un territorio tengan que llevar una bandera distinta o adquieran una gestión distinta», aseveró. A lo largo de su comparecencia en la Comisión de Industria, Turismo y Comercio en el Senado, Costa realizó un repaso a la estrategia de Paradores en los próximos tres años y que se centra en varios ejes, como la competitividad, la eficiencia con la mejora de la productividad y los resultados, el fomento de la calidad y el plan de expansión. El presidente de Paradores destacó la situación económica de la empresa, al calificarla de «evolutiva», y añadió que va un «paso» por delante. Por ello, ratificó que la empresa espera conseguir los resultados previstos para los próximos años, si el sector turístico se mantiene estable. Segmento de mercado En este sentido, afirmó que la empresa está introduciendo modificaciones con el fin de adaptarse a las nuevos cambios que están produciéndose en el sector turístico en su conjunto. Así, subrayó que el segmento de cliente directo representa el 75% del total, lo que la sitúa en la primera empresa de la UE con este perfil de cliente. Para ello, se han puesto en marcha programas de fidelización, una central de reservas y una estrategia de comercialización innovadora. «Nos situamos en un segmento del mercado que creemos que está creciendo. Personas que diseñan de forma autónoma su viaje», argumentó.

Paradores Nacionales, en contra de que se transfiera su gestión