sábado 14.12.2019
Política

Villalar no se disuelve y sólo cambiará el nombre: la UPL se opone a dejarla abierta

UPL y Por Ávila fueron las únicas voces discordantes en la reunión del Patronato
El presidente de las Cortes de Castilla y León, Luis Fuentes, preside la primera reunión del Patronato de la Fundación Villalar-Castilla y León de la X Legislatura. MIRIAM CHACÓN
El presidente de las Cortes de Castilla y León, Luis Fuentes, preside la primera reunión del Patronato de la Fundación Villalar-Castilla y León de la X Legislatura. MIRIAM CHACÓN

El Patronato reunido en las Cortes de Castilla y León para tratar acerca del futuro de la Fundación Villalar ha decidido que la Fundación se mantendrá.

Fuentes presentes en la reunión adelantaron a DIARIO DE LEÓN que los patronos, 19 en total, han propuesto un cambio de los estatutos, nombre y funciones. Además, dan un plazo de un mes para realizar aportaciones sobre estos cambios.

En enero habrá una nueva reunión para sustanciar los cambios.

No obstante, no se ha votado. Y todo ello a pesar de que el presidente del patronato de la Fundación Villalar-Castilla y León, Luis Fuentes, había anunciado el cierre de la institución por no haber cumplido con los objetivos para los que fue creada.

Un comunicado de las Cortes señalaba ayer que  el objetivo de la reunión era plantear cómo articular el "horizonte" de esta fundación y, al mismo tiempo, garantizar la celebración de los actos del Día de la Comunidad y, ya de cara al año 2021, la conmemoración en la localidad vallisoletana de Villalar del V Centenario de la Guerra de los Comuneros.

Después de más de una hora y media de reunión, con la presencia de todos los patronos, excepto de Podemos, la conclusión por consenso, aunque no por unanimidad, ya que UPL y Por Ávila se mostraron a favor de su disolución, fue que transforme para que sea una herramienta útil a la sociedad actual.

Así fue la reunión de patronato en la que se iba a disolver Villalar pero sobrevivió

La reunión del Patronato de la Fundación Villalar-Castilla y León ha acordado este lunes descartar su disolución y, como alternativa, abrir un periodo de reflexión y propuestas que sirvan para buscar nuevos fines, que no incluyan la búsqueda del sentimiento de Comunidad, e incluso cambiar de nombre.

Así lo ha planteado al término de la reunión celebrada en el Parlamento autonómico el presidente de esta Fundación y de las Cortes, Luis Fuentes (Cs), quien ha insistido en que esta entidad y su presupuesto deberían ser suprimidos si mantiene el incumplimiento de los fines para los que fue creada.

"Mi idea era acabar con la Fundación Villalar tal y como la teníamos actualmente", ha sostenido Fuentes, convencido de que también en esta visión es "coincidente" con la de la mayoría del patronato en el sentido de que hay que "abrir un debate" sobre su futuro.

Será el presente mes de diciembre el que los patronos utilicen para preparar sus propuestas y alternativas para la Fundación Villalar, entre las que figuran algunas como la de encauzar parte de sus esfuerzos a combatir problemas como la despoblación y ampliar el foco hacia otros hechos históricos radicados en esta Comunidad como que León sea considerada como la "Cuna del Parlamentarismo", además de la Revuelta Comunera que se conmemora el 23 de abril.

"Tenemos claro que no podemos seguir igual", ha agregado Fuentes, quien ha destacado el "consenso" existente entre la mayor parte de los patronos de la Fundación para transformarla de forma "integral", mientras que sólo dos de los 19 patronos han manifestado su voluntad de suprimirla directamente, el representante de UPL y el de Por Ávila, mientras que Podemos no ha acudido a la reunión.

Fuentes ha insistido en que la Fundación está abierta a "cualquier opción" para modificar la denominación, los fines, los objetivos, las actividades, la incorporación de nuevos miembros entre los que ha citado a las organizaciones agrarias, y también a un replanteamiento de su presupuesto -1 millón de euros-, que considera "inaceptable" para una entidad que "no estaba cumpliendo con sus fines".

Preguntado por lo que considera como un incumplimiento del objetivo de crear una conciencia de pertenencia a la autonomía, Fuentes ha afirmado que Castilla y León es una "Comunidad inmensa" en la que ese "sentimiento de pertenencia" es "inabordable" para los ciudadanos, por lo que no ha visto adecuado crear una Fundación para "enardecer ese sentido". "El sentimiento lo llevamos en nuestro interior", ha apostillado.

Sobre el futuro de la fiesta de la Comunidad el 23 de abril y su ubicación principal en el municipio vallisoletano de Villalar de los Comuneros, Fuentes ha dicho que esta localidad es "importantísima, pero no puede ser la única depositaria" de todo el "bagaje" cultural e histórico de Castilla y León.

Tras esta alusión, preguntado por si esto puede significar un cambio en la ubicación de la celebración del 23 de abril, el presidente de las Cortes ha recordado que en los últimos años ya se programaron actividades conmemorativas del Día de la Comunidad en otras provincias, pero que la convocatoria de Villalar, como la que tiene "más visualización" se mantendrá.

En la reunión han participado todos los patronos de la Fundación, excepto la procuradora de Podemos Laura Domínguez, que se encontraba en una comisión parlamentaria en el momento de la celebración del patronato.

Los representantes de UGT, Faustino Temprano, y de CCOO, Vicente Andrés, han celebrado el amplio consenso para abrir un debate en torno al futuro de la Fundación.

Andrés ha reconocido que salía "contento" de la reunión por plantear para la Fundación "otro paradigma" y una "nueva dimensión" que se ajuste a la "Castilla y León del Siglo XXI" y enfocarla inmediatamente a la conmemoración del quinto Centenario de la Revuelta Comunera.

Por su parte, el representante de UPL en la reunión, Rodrigo Ferrer, ha mantenido "firme" la postura de que la Fundación Villalar "tiene que desaparecer", sin buscar una alternativa que suponga que, dentro de unos años, lleve a la misma conclusión de que no cumple con sus fines.

"No se pueden imponer los sentimientos de Comunidad", ha zanjado el representante leonesista, convencido de que los argumentos históricos que se plantean para defender la autonomía de Castilla y León son comunes a otros que se plantean en otras comunidades y resultan "argumentos muy débiles".

El secretario general de Podemos Castilla y León, Pablo Fernández, ha asegurado este lunes que su formación aboga por la "supresión" de la Fundación Villalar, con lo que se desmarca de la opinión mayoritaria de los patronos de esta entidad, que este lunes han acordado no disolverla e iniciar un proceso de debate para transformar su estructura y fines.

Según han señalado fuentes de Podemos en un comunicado recogido por Europa Press, los representantes de la formación no han asistido a la reunión del Patronato este lunes debido a que eran "conocedores" de que "no se tomaría ningún tipo de decisión".

Pablo Fernández considera que la Fundación Villalar "no sirve para absolutamente nada" y que se trata de una entidad que "constituye una administración paralela, una administración B", por lo que Podemos mantendrá en este proceso de debate la propuesta de "disolución y cierre de la Fundación".

Fernández ha indicado que en dicha reunión se les ha emplazado, a representantes de los grupos políticos y a los patronos de la fundación, "a una próxima reunión dentro de un mes para que miembros de dicho organismo realicen propuestas dirigidas a transformar la Fundación".

En la misma línea, el secretario general de Podemos Castilla y León asegura lamentar lo que ha calificado como "nuevo ridículo del señor Luis Fuentes", presidente de las Cortes de Castilla y León y del Patronato de la Fundación Villalar, que "hace unos días propugnaba cerrar la fundación y ahora ha dado marcha atrás en una nueva muestra de la incoherencia de Ciudadanos".

Fernández ha ironizado con que Ciudadanos, partido al que representa Fuentes, "ha abrazado el marxismo, pero el de los Hermanos Marx, ya que constantemente está cambiando sus principios y sus postulados" y ha aseverado que "no puede ser que un día diga una cosa y al día siguiente la contraria y haya cambiado su criterio respecto al cierre de la Fundación Villalar".

Villalar no se disuelve y sólo cambiará el nombre: la UPL se opone a dejarla abierta