miércoles 19.02.2020

Los pequeños municipios cederían un 49% de sus funciones

Los centros de Educación Infantil pasarían a los distritos, nueva figura de unión.

Los pequeños municipios de Castilla y León cederían un 49% de sus funciones a los distritos, la nueva figura de unión voluntaria del futuro modelo territorial, los intermedios un 42% y los grandes, hasta 20.000 habitantes, un 27%, conforme a la carta de competencias y materias cerrada ayer en la última reunión del grupo de trabajo, que eleva ahora a la Mesa para la Ordenación del Territorio, que preside el consejero de la Presidencia, José Antonio de Santiago-Juárez.

La distribución de funciones, dada a conocer por el director general de Ordenación del Territorio y Administración Local, Luis Miguel González Gago, tras la reunión que celebró este grupo en la localidad vallisoletana de Villabánez, se realiza por tramos en función del tamaño de los municipios, donde se marcan unas líneas rojas en la autonomía y soberanía municipal, sin que se suprima ninguno de los 2.248 existentes en Castilla y León, mientras que se otorgan las mismas materias a los distritos, que una vez delegadas por los consistorios no tendrán poder individual sobre ellas.

Los distritos asumirían los centros de educación infantil de 0-3 años, las residencias de personas mayores y los centros infantiles de ocio o ludotecas de los municipios de menos de 5.000 habitantes, así como los gastos corrientes de mantenimiento de los centros de educación reglada (1.800 colegios) dependientes de un Centro Rural Agrupado (CRA), mientras que los consultorios médicos locales (3.600) se dejan en los propios municipios.

Las competencias sobre los consultorios y colegios por los municipios y distritos chocan con la propuesta de reforma de la Ley de Bases de Régimen Local planteada por el Gobierno, en la que se otorga la educación y sanidad a las comunidades autónomas, aspecto que reconoció el director general, quien precisó que, de aprobarse así la norma básica estatal, tendrían que hacer «retoques».

Los pequeños municipios cederían un 49% de sus funciones