jueves 19/5/22

La Fiscalía Provincial de Burgos pide tres años y medio de cárcel para una mujer de Aranda de Duero que se gastó más de 7.000 euros, cargándolos en la tarjeta de su expareja sentimental, en un establecimiento de comida rápida. Según las conclusiones provisionales del Ministerio Público, los hechos se remontan al año 2017, cuando la mujer, aprovechando la confianza de su relación de pareja, averiguó los datos de la tarjeta de crédito del hombre y, con ánimo de obtener un enriquecimiento injusto, entre el 15 de abril de 2018 y el 4 de noviembre de 2019, realizó esos cargos.

Piden cárcel por gastarse 7.000 euros de su ex en comida rápida
Comentarios