domingo 16.02.2020

La población rural sube en verano hasta un 129%

Los residentes ocasionales mantienen los negocios de los pequeños núcleos.
La población rural  sube en verano hasta un 129%

A los 922.082 habitantes empadronados en los núcleos rurales de Castilla y León se suman, durante el periodo estival, otros 1.190.692 residentes ocasionales. Eso supone un incremento del 129 por ciento, según se desprende de un informe realizado por el grupo de investigación ‘Patrimonio Natural y Geografía Aplicada’ (Pangea), vinculado al Departamento de Geografía y Ordenación del Territorio de la Universidad de Valladolid (UVa), que aparece recogido en la publicación ‘Población y Poblamiento en Castilla y León (2012)’.

Según detalla el investigador principal de estas investigaciones, el profesor de Geografía de la UVa José María Delgado, en ellos, la población llega a duplicarse holgadamente, hecho muy a tener en cuenta por su efecto económico dinamizador que, en un elevado número de casos, es lo que posibilita no solamente el mantenimiento a lo largo del resto del año de los negocios todavía presentes en estos pequeños pueblos, sino la proliferación de otros de nuevo cuño.

Las investigaciones en curso muestran que en las comarcas más beneficiadas por estos aportes, como son las abulenses de los Valles del Tiétar y del Alberche, la población se multiplica por 4,3; en la franja meridional segoviana y la Sierra de Guadarrama por 3,2 y en las Merindades burgalesas por 1,8 durante los veranos y, si bien en menor proporción, también en puentes, fines de semana y fiestas destacadas. Un incremento poblacional que aunque implica beneficios económicos, también exige el mantenimiento, cuando no la creación, de infraestructuras y servicios para atender a este aumento temporal de número de residentes.

El estudio analiza el amplio elenco de pequeños municipios enclavados en el mundo rural, especialmente en unos momentos en que su supervivencia como tales y sus competencias van a ser modificadas como consecuencia de la aparición de los Distritos de Interés Comunitario. De hecho, Castilla y León es la comunidad española con mayor número de municipios, un total de 2.248 municipios, que representan el 28 por ciento del total en España, caracterizados por su tamaño reducido.

Además, según apuntan desde la institución académica, el ámbito territorial de Castilla y León se ha caracterizado desde hace más de medio siglo por una continua merma de su población, que responde al elevado envejecimiento de sus residentes y se caracteriza por una población flotante, que cada verano y también muchos fines de semana acude a los núcleos rurales donde todavía habitan sus familiares o tienen casa.

La población rural sube en verano hasta un 129%