domingo. 27.11.2022

PP, Cs y Por Ávila ensayan su acuerdo al tumbar las enmiendas a las cuentas de CyL

El proyecto de presupuestos, que suma 12.835 millones de euros, se concreta en una previsión de crecimiento del 4,9%
                      Carriedo tras su discurso ante los aplausos de Mañueco e Igea. NACHO GALLEGO
Carriedo tras su discurso ante los aplausos de Mañueco e Igea. NACHO GALLEGO

La abstención del único procurador de Por Avila, Pedro José Pascual Muñoz, permitió ayerrechazar las enmiendas de devolución de los proyectos de ley de Presupuestos Generales de la Comunidad para 2022 y de Medidas Tributarias, Financieras y Administrativas, que habían pedido PSOE, Podemos-Equo, VOX y UPL, por lo que seguirán adelante en su tramitación parlamentaria de cara al pleno monográfico de aprobación de los presupuestos que se celebrará los días 22 y 23 de diciembre.

En una ajustada votación tras la pérdida de la mayoría absoluta de PP y Ciudadanos a raíz de la moción de censura —la salmantina María Montero dejó las filas de la formación naranja tres días antes de esa moción para pasar a ser procuradora no adscrita—, la abstención del procurador de Por Avila permitió al Gobierno conjunto de PP y Ciudadanos seguir con la tramitación de las cuentas autonómicas de 2022.

La votación final fue de 40 votos en contra de las enmiendas de devolución de ambos proyectos, las de los 29 procuradores de PP y las de los 11 de Ciudadanos —Francisco Javier Panizo votó de forma telemática—, frente a 40 a favor, toda la oposición, incluida la no adscrita, salvo ese voto pasivo del procurador de Por Avila.

Se da la circunstancia de que Por Avila ya salvó el pasado mes de octubre con su abstención el techo de gasto no financiero que sustenta las cuentas de 2022 con una advertencia entonces de que ese voto no sería «un cheque en blanco» para los presupuestos.

La condición de la abstención ayer, en «un primer paso para mejorar los presupuestos», ha sido que se «valoren al alza» las enmiendas parciales que presentarán los abulenses, que no ha cifrado, pero que sí ha reivindicado como «lógicas, razonables y de mínimos».

«No pedimos imposibles», aseveró Pascual en los cinco minutos que ha tenido para explicar el sentido de su voto y en los que se ha mostrado consciente de que su voto «es decisivo» para que las cuentas del próximo año vean la luz (el presupuesto de 2022 permitiría agotar la Legislatura en Castilla y León).

El de Por Avila —formación que nació de una escisión del PP en la provincia abulense— lmentó de hecho que el proyecto de presupuestos elaborado por la Junta siga sin contemplar «compromisos pendientes» que, según ha advertido, tienen que figurar «sí o sí».

Por parte de la Junta, el consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo, defendió el proyecto de Presupuestos Generales de la Comunidad para 2022 que, con 12.835 millones de euros, representa «el mayor gasto público en la historia» de Castilla y León, un 4,42 por ciento más que el vigente que ha sustentado en que se presupuestan los fondos europeos de nueva generación y en el cumplimiento de la sentencia del Tribunal Supremo relativo al IVA que el Gobierno adeuda a la Comunidad Autónoma, junto a la «favorable evolución de la recaudación tributaria» en un contexto con crecimiento económico.

El consejero reivindicó el presupuesto como «realista», «prudente» y «coherente con una política fiscal acertada, moderada, justa y con bajada de impuestos» y como «netamente inversoras» porque contribuirán a modernizar y a seguir transformando la economía de la Comunidad.

El proyecto de presupuestos, que suma 12.835 millones (un 4,42 por ciento más que en el presente ejercicio), se concreta en un contexto de previsión de crecimiento económico del 4,9 por ciento, una reducción del paro de hasta el 12 por ciento de media anual, un aumento de puestos de trabajo a tiempo completo del 2,4 por ciento y una tasa de déficit del 0,6 por ciento.

Carriedo asoció el que es el mayor presupuesto de la historia de la comunidad autónoma a la llegada de los fondos europeos, al cumplimiento de la sentencia del Tribunal Supremo relativo al IVA que adeuda el Gobierno de España al de Castilla y León, y a la «favorable» evolución de la recaudación tributaria.

A pesar de ello, enumeró entre los elementos que impiden un mayor crecimiento el sistema de financiación autonómica «contrario a los intereses de Castilla y León», la disminución del fondo covid y la reducción del volumen de déficit previsto.

El consejero estimó la subida de ingresos por tributos propios en un 5,8 por ciento a pesar de disminuir la presión fiscal, lo que asocia a que la reducción de impuestos es «plenamente compatible» con el aumento de las bases imponibles y por tanto de la recaudación tributaria.

Tras enumerar las ya anunciadas medidas fiscales, ha cifrado los beneficios fiscales en unos 509 millones, que asegura que van a favorecer en 2022 a casi medio millón de beneficiarios.

Sobre los gastos, Carriedo apuntó que las consejerías sociales van a disponer del 78,2 por ciento del gasto no financiero del global, con un esfuerzo conjunto del 13 por ciento (7,05 por ciento en Sanidad, 3,97 por ciento en Educación y 1,93 por ciento en Familia e Igualdad de Oportunidades).

PP, Cs y Por Ávila ensayan su acuerdo al tumbar las enmiendas a las cuentas de CyL
Comentarios