lunes. 27.06.2022

El PP lucha por dejar fuera de las consejerías ideológicas a Vox

El partido de Abascal se hará en CyL con Agricultura, lo que le permitiría extender

Las consejería de Cultura y Turismo y la de Agricultura y Ganadería están cada vez más cerca de ser gestionadas por Vox. El partido de Abascal asegura qque existe una «alta probabilidad» de llegar a un acuerdo para hacerse con estas dos carteras.

El PP trata de dejar al partido de extrema derecha de las consejerías ideológicas —Educación y Familia— a las que aspira el partido de Abascal, que niega la violencia de género y engloba los asesinatos machistas de mujeres en ‘violencia intrafamiliar’ y cree que se está adoctrinando a los niños en los colegios.

Acceder a Agricultura y ganadería permitiría a Vox entrar de lleno en la vida de los pueblos y estar en contacto directo con los habitantes de los pueblos, lo que le daría la oportunidad de hacer crecer su granero de votos.

Ambos partidos estarían estudiando la posibilidad de desgajar la consejería de Fomento y Medio Ambiente y convertirla en dos carteras. Vox niega la existencia de una emergencia climática y se opone a todas las medidas para frenar el cambio climático.

El PP y Vox negocian el reparto de áreas de la Junta en función del acuerdo de Gobierno firmado el 10 de marzo a contrarreloj, apenas quince minutos antes de que se constituyeran las Cortes de las XI legislatura.

Ese pacto contempla que Mañueco será el presidente de la Junta, la portavocía y gestionaría siete de las diez consejerías mientras que las otras tres serían asumidas por Vox, además de la vicepresidencia y la Presidencia de las Cortes.

La Consejería de Cultura y Turismo fue una de las cuatro que en la pasada legislatura asumió Ciudadanos por el acuerdo de gobernabilidad que habían firmaron PP y Cs. Cuando el 20 de diciembre Mañueco disolvió las Cortes, convocó elecciones y cesó a los consejeros de Ciudadanos, la cartera de Javier Ortega pasó a manos de la también consejera en funciones de Educación, Rocío Lucas.

El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo, Jesús Julio Carnero, se limitó ayer a decir, tras conocer las probabilidades de que Vox se haga con ese departamento, que él está «a disposición» de lo que le diga el presidente, Alfonso Fernández Mañueco, y subrayó que «está abierta una negociación» y que lo que hay que hacer ahora es «dejarla que transcurra con normalidad».

«En este momento, y como siempre, estoy a disposición de lo que me diga mi presidente, pero lo único que podemos hacer ahora es estar a la espera de esa negociación», dijo a los periodistas.

El consejero de Fomento y Medio Ambiente en funciones, Juan Carlos Suárez Quiñones, sostuvo ayer que «lo importante no son las siglas, son los programas» y los «acuerdos» .

En declaraciones a los medios durante una visita a la localidad segoviana Lastras de Cuéllar y preguntado por su continuidad al frente de la consejería y la posibilidad de que esta se separe en dos, Quiñones recordó que «se están realizado las conversaciones oportunas» y estará a «lo que determinen» los encargados de llevarlas a cabo.

Suárez-Quiñones precisó también que asumirá con el «máximo respeto e ilusión» la decisión que tome el candidato a presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, sobre el futuro de su consejería porque está seguro de que será «lo mejor para Castilla y León».

El consejero en funciones de Fomento y Medio Ambiente sostuvo que el acuerdo de Gobierno entre PP y Vox contiene once principios y 32 medidas que son «suficientemente claros».

«No cabe duda de que eso se ejecutará y será bueno para Castilla y León», concluyó.

El PP lucha por dejar fuera de las consejerías ideológicas a Vox