martes. 09.08.2022

PP y Vox cambian la elección para colocar a sus senadores y evitar más ‘casos Maroto’

Proponen elegir a los senadores en una votación única y secreta por papeletas para evitar una intervención política
                      Mañueco en la inauguración de la nueva planta de estampación de Nissan, ayer en Ávila. RAÚL SANCHIDRIÁN
Mañueco en la inauguración de la nueva planta de estampación de Nissan, ayer en Ávila. RAÚL SANCHIDRIÁN

PP y Vox, los dos partidos que sustentan al gobierno de coalición en Castilla y León, registraron ayer una proposición de ley conjunta para modificar la Ley 7/1987 que regula el procedimiento de designación de los senadores autonómicos para que los tres representantes que le corresponden a la Comunidad en la Cámara alta sean elegidos en una «votación única y secreta» y por papeletas en las que constarán el nombre y el apellido de todos los candidatos propuestos por cada grupo para que los procuradores marquen con una cruz el recuadro del candidato al que quieran otorgar su voto.

De este modo, con la propuesta legislativa que han acordado PP y Vox y que podría ver la luz a finales de septiembre los candidatos serán designados «cualquiera que sea el número de votos válidos que obtengan» —pueden votar a todos, a uno o a ninguno—, a diferencia del actual sistema por el que los tres senadores se votan en bloque y sólo cabe el no, el sí o la abstención para todos que necesitan mayoría absoluta en una primera vuelta y simple en una segunda votación.

Según explicó el portavoz del Grupo Parlamentario Popular, Raúl de la Hoz, el objetivo de esta reforma, a la que PP y Vox se comprometieron en el pleno de elección de senadores del pasado 10 de mayo, es evitar la «intervención política» que achacan en concreto al Grupo Socialista «hasta el punto y absurdo de que un grupo vota en contra de su candidato».

De la Hoz reprochó a los socialistas que el 10 de mayo votasen ‘no’ incluso a la elección de su propio candidato a senador, Fran Díaz, —ya ocurrió en la anterior legislatura cuando los de Luis Tudanca votaron en contra de sus entonces dos candidatos Teresa López y Díaz— para rechazar la designación del vitoriano Javier Maroto, que se empadronó en la localidad segoviana de Sotosalbos.

Para Raúl de la Hoz, es «evidente» que en esta ocasión el Grupo Parlamentario Socialista quería mantener «de forma ilegítima» el «statu quo pasado» para conservar así el reparto anterior —dos senadores del PSOE y uno del PP— una vez que las elecciones del 13 de febrero cambiaron el reparto de escaño a favor de los populares y en detrimento de los socialistas.

Tanto el portavoz del Grupo Popular como su homólogo en el grupo Vox, Carlos Menéndez, se ampararon en la sentencia del Tribunal Constitucional que resolvió un recurso de amparo del Partido Socialista de Cataluña cuando propuso como senador a Miguel Iceta, un «candidato que cumplía los requisitos», y al que quisieron bloquear ERC y la CUP.

De la Hoz insistió en que la sentencia del Tribunal Constitucional en la que PP y Vox basan ahora su iniciativa de reforma de elección de los senadores autonómicos impide que se pueda bloquear la facultad de propuesta que corresponde proporcionalmente a cada grupo parlamentario.

«Que el mismo PSOE que recurrió al Tribunal Constitucional no haga ahora lo que hicieron sus socios de ERC y la CUP en Cataluña», pidió De la Hoz que reclamó unas «reglas justas» que se atengan además a lo establecido en la Constitución española en la que prevalece el derecho al ejercicio de cargo representativo a lo que añadió que la reforma que proponen PP y Vox para Castilla y León va en sintonía con el sistema de elección de senadores en otras comunidades como Murcia, Andalucía, La Rioja, País Vasco, Cantabria, Aragón, Castilla-La Mancha o Navarra.

La modificación de PP y Vox incluye otros dos cambios para que los senadores puedan comparecer de forma voluntaria ante la Comisión de Reglamento para informar sobre temas relacionados con la actividad parlamentaria y para ampliar el plazo en el que tienen que ser designados, que pasa de 30 días a un máximo de 60 desde la constitución de la nueva Cámara.

«Vox cumple», sentenció Carlos Menéndez que marcó de este modo la «diferencia» con el anterior socio del PP, Ciudadanos, al que recordó que llevaba una propuesta similar que, pasado el tiempo, no cumplió.

«Nuestro apoyo a la votación de senadores no era gratuita», dijo el portavoz del Grupo Parlamentario Vox mientras que De la Hoz destacó el voto a favor de los de Santiago Abascal a la terna de senadores propuesta por PP y PSOE cuando Vox «no tendría que haber votado a favor porque ni le iba ni le venía» y sólo accedió a votar a favor a la propuesta del PP para impedir que el PSOE bloquease la elección de los senadores.

Menéndez admitió que el partido de Santiago Abascal tenía un «planteamiento de máximos» que no han conseguido sacar adelante en pro de un reparto «más justo» en función del peso de los grupos que, de mantenerse en el futuro, incluso podría haber dado un senador a Vox, un asunto que dejan aparcado para esta legislatura desde el convencimiento de que no hay que volver a modificar algo sobre lo que acaban de trabajar.

Respecto a la idoneidad de Javier Maroto como senador autonómico por Castilla y León, Menéndez se limitó a afirmar que cumple los requisitos establecidos y que deben ser los partidos proponentes los que den explicaciones sobre sus candidatos.

Maroto dejó Álava y se empadronó en el municipio segoviano de Sotosalbos, con el que no tiene ninguna vinculación, justo un mes después de las elecciones autonómicas de 2019, cuando ya se supo que al PP le correspondía un senador por Castilla y León. El también portavoz nacional del Partido Popular en el Senado desconoce cuántas provincias tiene la comunidad autónoma a la que representa y en un congreso del PP defendió la importancia que el acuerdo que su partido logró con Voxpara formar gobierno en un territorio de enorme importancia como es Castilla y León y sus «ocho provincias».

PP y Vox cambian la elección para colocar a sus senadores y evitar más ‘casos Maroto’
Comentarios