sábado. 13.08.2022

La presencia de Gallardo revienta la ‘cumbre del Diálogo Social’ de hoy

El vicepresidente, invitado de Mañueco, acude a la primera reunión tras el anuncio de recortes
                      García-Gallardo y Mañueco, durante un pleno de las Cortes de Castilla y León. NACHO GALLEGO
García-Gallardo y Mañueco, durante un pleno de las Cortes de Castilla y León. NACHO GALLEGO

Sólo el anuncio de que acudiría ya tuvo su efecto: dinamitó la ‘cumbre del Diálogo Social’, una seña de identidad de Castilla y León. Hasta ahora.

La reunión de hoy, la primera que se celebra desde que el vicepresidente de la Junta, Juan García-Gallardo (vox), anunciara recortes millonarios —más de 20,3 millones de euros— en las ayudas y subvenciones que la Junta da a sindicatos y la patronal Ceoe no augura un buen comienzo para la nueva etapa que se abrió tras la firma del pacto entre el PP y Vox para gobernar conjuntamente en la Comunidad.

Gallardo es el invitado de Mañueco. Según el relato oficial, el presidente de la Junta en persona le cursó la invitación para que hoy estuviera en la mesa que van a compartir el jefe del Ejecutivo autonómico, representantes de los sindicatos UGT y CC OO, el presidente de la patronal Ceoe en Castilla y León y el consejero de Industria, Comercio y Empleo, Mariano Veganzones, también de Vox.

Inmediatamente después de conocer que Gallardo estaría hoy en esa reunión —a las 12 de la mañana en la Sala de Mapas del edificio de la Presidencia de la Junta, en Valladolid—, los sindicatos mostraron su perplejidad y su disgusto. Los secretarios generales de CCOO y UGT, Vicente Andrés y Faustino Temprano, advirtieron de que este encuentro puede suponer la «quiebra» del proceso de concertación en la Comunidad. Avisaron además de que también ello acudirán con sus propios «invitados negociadores». UGT llevará a esa cita al secretario responsable del Diálogo Social del sindicato, Raúl Santa Eufemia.

La Ceoe se mostró prudente sobre la presencia de Gallardo pero recordó que espera que Mañueco les dé hoy explicaciones sobre los recortes.

La Junta trató de suavizar la oposición frontal a la presencia del vicepresidente y sostuvo el jueves pasado que acudirá a la reunión con «buena voluntad» y sostuvo que «reconoce la legitimidad» de los agentes sociales y su papel como representantes de los trabajadores y de las empresas, algo que cuestiona Vox, socio de Gobierno en CyL.

El portavoz de la Junta, Carlos Fernández Carriedo, en la rueda de prensa posterior al consejo de gobierno autonómico, justificó también la presencia de Juan García-Gallardo en la reunión del Consejo del Diálogo Social en el hecho de que él «también representa a la Junta».

Carriedo recordó que en la anterior legislatura el vicepresidente acudió hasta en tres ocasiones a una reunión de este órgano y aseguró que esto no resta en la intención de la Junta de ir con la «máxima voluntad de acuerdo».

Además de «reafirmar los acuerdos que ya están en vigor (18)», Carriedo anunció que esperan «promover nuevas mesas de trabajo con más acuerdos».

«Todos tenemos legitimidad para estar presentes en esa mesa», pues «todos tenemos un papel que jugar», justificó el portavoz, que pidió reconocer la «legitimidad mutua» para poder estar en ese encuentro, después de que los sindicatos.

No lo comparte el principal partido de la oposición. Para el líder del PSOE en la Comunidad, Luis Tudanca, acceder a que García-Gallardo esté en esa reunión es como «poner al zorro a cuidar de las gallinas». Tudanca sostiene que Fernández Mañueco tiene «el Síndrome de Estocolmo con la extrema derecha y con Vox».

La presencia de Gallardo revienta la ‘cumbre del Diálogo Social’ de hoy