viernes 27/5/22

El presidente anuncia una «revolución fiscal», la mayor bajada de la historia

A la rebaja del IRPF añade una batería de medidas de 400 M€ ante unas perspectivas «muy preocupantes»

Alfonso Fernández Mañueco, anunció ayer en su discurso ante las Cortes de Castilla y León una auténtica «revolución fiscal» con la mayor bajada impositiva «de la historia» en la Comunidad y una rebaja del primer tramo del IRPF este año, lo que beneficiará «a todos los contribuyentes» y tendrá, dijo, un especial impacto en el medio rural.

Mañueco dedicó parte de su alocución a la situación económica actual y a las medidas que se prevén poner en marcha desde la Comunidad para atajar la crisis.

«Iniciaremos inmediatamente los trámites del proyecto de ley para rebajar el IRPF a todos los contribuyentes en el primer tramo del impuesto», anunció.

Las dos partes

A la patronal le suena bien la «música» de Mañueco, los sindicatos ven incongruencias

El presidente de la Junta aprovechó su discurso de investidura para volver a requerir al Gobierno central un IVA superreducido para electricidad y gas y reducción excepcional del IVA de los combustibles. Se trata de una medida a la que también contribuirían las autonomías, ya que parte de la recaudación corresponde a los territorios.

Fernández Mañueco apostó por una política fiscal «inteligente» que sea capaz de «atraer y retener» tejido productivo.

«A lo largo de esta legislatura tendremos la fiscalidad más baja de nuestra historia, especialmente en el medio rural y pedimos al Gobierno de España que aplique una fiscalidad diferenciada que contribuya a luchar contra la despoblación», dijo.

Así, además de la rebaja del tramo autonómico de IRPF, Mañueco anunció nuevas deducciones por residir en zonas de riesgo de despoblación y por trasladarse a trabajar en ellas. Destacó beneficios fiscales de acceso a la vivienda y la reducción del impuesto de transmisiones para empresas que se instalen en el medio rural.

Detalló además Mañueco su intención de bonificar la compra y el alquiler de explotaciones agrarias prioritarias y de fincas rústicas, a lo que sumó una rebaja del 95 por ciento de las tasas generales de pesca y caza y también la específica de galgos.

Inversión «sin precedentes» en políticas de familia y natalidad

El otra vez presidente de la Junta anunció su intención de impulsar avances en la protección social, con unos servicios «más personalizados», especialmente para las personas mayores y las personas con discapacidad y aseguró una inversión «sin precedentes» en políticas de familia y natalidad, para que todas las personas puedan desarrollar su proyecto de vida en la Comunidad, luchar contra la despoblación y afrontar el reto demográfico.

El apoyo a agricultores y ganaderos también centró parte de su alocución en un momento que calificó como «decisivo» en la transformación del medio rural. «Mi Gobierno estará siempre defendiendo las reclamaciones justas que demandan nuestros agricultores y ganaderos», proclamó.

Dentro de una batería de medidas por importe de más de 400 millones avanzó que se incluirán medidas de competitividad energética para aligerar la factura de familias y empresas, actuaciones de financiación para las empresas directamente afectadas por el conflicto de Ucrania, medidas para agricultores y ganaderos, incluyendo ayudas directas a los ganaderos para aliviar el incremento de sus costes e iniciativas para el sector del transporte, para mejorar la financiación de las empresas y abaratar las tarifas de los viajeros.

A esto se sumarán actuaciones de eficiencia y ahorro energético en la administración autonómica, ayudas a familias vulnerables, incluyendo más financiación para las ayudas de emergencia, y agilización del pago del bono térmico a sus 83.000 beneficiarios. También comprometió un aumento de las ayudas a los pacientes que deben desplazarse, y de las indemnizaciones por razón del servicio de los empleados públicos e iniciativas para compensar el incremento de los costes en los contratos del sector público.

Mañueco dijo que un escenario económico «complejo» como el actual exige «ideas claras y muchas determinación».

«Les garantizo que el gobierno que lideraré tomará medidas contundentes y sin complejos para mejorar la vida de los ciudadanos de Castilla y León», concluyó.

Al presidente de la patronal regional, Santiago Aparicio, le sonó «bien» la «música» del discurso de investidura de Fernández Mañueco aunque echó de menos reducciones en el impuesto de Patrimonio y actuaciones a más largo plazo contra la despoblación.

En declaraciones a los medios tras el discurso de investidura de Mañueco, el presidente de la CEOE de Castilla y León ha sostenido que el Ejecutivo tiene que contar con el mundo empresarial para muchos de los temas, y «poner la letra conjuntamente a esa música».

Los sindicatos CCOO y UGT en cambio consideraron «incongruente» que Mañueco anunicara en su discurso de investidura una bajada de los impuestos en la Comunidad y a la par un aumento del gasto en servicios públicos y estado del bienestar.

«No cuadra» y «es incompatible», sostuvieron.

El presidente anuncia una «revolución fiscal», la mayor bajada de la historia
Comentarios