viernes 10.07.2020

El Procurador pide cambiar la norma que regula las variaciones de la jornada escolar

El Procurador del Común de Castilla y León, Tomas Quintana, ha instado a la Consejería de Educación a que modifique la normativa que regula la modificación de la jornada escolar en los centros sostenidos con fondos públicos de Educación Infantil y Primaria de la Comunidad, en concreto si se trata de jornada continua o partida.

Según ha informado la institución, Castilla y León prevé la participación de al menos dos tercios del censo de padres, madres o tutores y que den su conformidad dos tercios de los participantes para esta modificación, exigencias que pueden llegar a dificultar el cambio de jornada escolar en cada centro.

Porcentaje de voto

Las quejas se refieren al porcentaje de participación y de voto a favor que se exige a los padres y madres o tutores en los procedimientos para la modificación de la jornada escolar. «Todo ello a raíz del resultado obtenido en un concreto centro educativo en el que no se obtuvo el quórum necesario para que tuviera lugar la votación necesaria para continuar el procedimiento que se había iniciado para el cambio de la jornada escolar», ha explicado el Procurador. Quintana ha recordado que este procedimiento ha de ser iniciado con la aprobación de la mayoría del Consejo Escolar. Seguidamente, el Claustro de Profesores debe aprobar por mayoría el proyecto de modificación de la jornada escolar elaborado por la comisión en quien delegue, el cual debe ser aprobado por la mayoría absoluta de los miembros del Consejo Escolar, previa consulta a los padres, madres o tutores.

Finalmente, la propuesta de autorización de la modificación de la jornada escolar debe ser elaborada por el correspondiente director provincial de Educación.

En cuanto a la consulta de los padres, madres o tutores para la modificación de la jornada escolar, se exige la participación de un mínimo de dos tercios del total del censo, y que den su conformidad dos tercios de los participantes.

No obstante, a través de las quejas se planteaba la dificultad que existe en algunos casos para obtener mayorías de madres y padres o tutores cuando existe un amplio número de ellos que se mantienen al margen de la participación, bien por desinterés, o por no poder o tener dificultades para desplazarse a los centros educativos.

El Procurador pide cambiar la norma que regula las variaciones de la jornada escolar