lunes 25/10/21

La producción forestal para biomasa se duplica en 4 años en la Comunidad

Castilla y León ya concentra el 20% del desarrollo del sector a nivel nacional.
Pellets para calderas de biomasa, en una imagen de archivo.

Castilla y León concentra ya en torno al 20 por ciento de la producción nacional de energías renovables, según valoró ayer la consejera de Agricultura y Ganadería, Silvia Clemente, en su visita a la nueva fábrica impulsada por la empresa Naturpellet en Sanchonuño (Segovia), que aprovecha recursos forestales para obtener electricidad a partir de biomasa. Es la décima instalación de este tipo que abre en la Comunidad, que en 2010 sólo contaba con cinco, tendrá capacidad para generar más de 40.000 toneladas de pellets al año y, además, ha supuesto la creación de 15 puestos de trabajo.

«La producción de energía con biomasa es menos contaminante, reducimos los niveles de CO2, y está entre los objetivos que nos marcamos en nuestro plan de desarrollo de energías alternativas», destacó la consejera en declaraciones a la prensa recogidas por Ical. Una actividad que «ha recibido apoyo a través de las líneas de financiación reembolsables» promovidas en la Comunidad en 2010 y que «está permitiendo crear empleo en el medio rural».

En concreto, Clemente recordó que la crisis complicó el acceso del sector agroalimentario a la financiación, de ahí que su Consejería, a través del Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León, haya realizado desde entonces convocatorias anuales de préstamos para «garantizar la liquidez necesaria» a esta industria y apoyar sus nuevas inversiones. Y en esta línea se enmarca la ayuda a Naturpellet, dedicada a la elaboración de combustibles de madera y otros productos derivados, que obtuvo un crédito reembolsable de 6,9 millones para hacer frente a una inversión de 10,6 para construir esta fábrica.

Biomasa

Castilla y León cuenta en la actualidad con diez fábricas de producción de pellets, el doble que en 2010, así como dos de briquetas en Íscar (Valladolid) y Duruelo de la Sierra (Soria). 12 empresas en total, aparte de varios centros logísticos repartidos por la Comunidad que acumulan pellets y algo de astilla de cierta calidad.

El sector empresarial de la biomasa genera ya más de 1.000 empleos directos con una inversión de 225 millones de euros y permite un ahorro de más de 290.000 toneladas al año en emisiones de CO2. De ahí las medidas de apoyo con las que cuenta a través del Programa de Desarrollo Rural de Castilla y León 2014-2020.

En concreto, dispone de una dotación de cuatro millones para inversiones en movilización o transformación de productos forestales maderables, incluyendo la producción de material para la generación de energía; procesamiento de la biomasa forestal para producir energía renovable; o para el astillado de madera, procesamiento de virutas y producción de pellets. Y también los programas Leader o Proder tienen previsto incorporar ayudas con las que se podrá incluir la reposición de sistemas tradicionales de calefacción por sistemas de calderas.

La producción forestal para biomasa se duplica en 4 años en la Comunidad
Comentarios