lunes 30/11/20

Proyectos para recibir una inyección

En julio, el Consejo Europeo alcanzó un acuerdo sobre el paquete de recuperación y el presupuesto de 2021-2027, que contribuirá a la reconstrucción de la UE después de la pandemia y apoyará la inversión en las transiciones ecológica y digital.

Este acuerdo fue adoptado en un momento muy difícil para todos los europeos como consecuencia de las secuelas socioeconómicas provocadas por la crisis de la covid-19, por lo que se hace necesario el trabajo conjunto e innovador a escala de la UE para respaldar la recuperación y la resiliencia de las economías de los estados miembros.

La UE ha alcanzado un acuerdo de más de 1,82 billones de euros, que abarca el marco financiero plurianual y medidas extraordinarias de recuperación con el instrumento Next Generation EU.

El nuevo marco financiero plurianual (MFP), que abarcará siete años —de 2021 a 2027—, junto con el refuerzo del instrumento Next Generation EU, servirán como instrumento principal para la aplicación del paquete de recuperación con el que hacer frente a las consecuencias socioeconómicas de la pandemia del covid-19.

Los fondos Next Generation EU son un mecanismo financiero específico para hacer frente a los desafíos planteados por la pandemia covid-19, de carácter temporal y de emergencia para para ayudar a reparar los daños económicos y sociales inmediatos provocados por el coronavirus.

Se trata de fondos por importe de 750.000 millones de euros, de los cuales podrían corresponderle a España 140.000 millones de euros a tres años, si bien se permitirá su ejecución hasta 2026, tanto en préstamos como en ayuda financiera no reembolsable.

El destino de estos fondos se distribuye en el 37 por ciento para transición ecológica, el 20 por ceinto para digitalización de la economía y el 43 por ciento restante está dirigido a impulsar la cohesión económica y social, mejorar la capacidad de recuperación económica y a mitigar el impacto económico y social de la crisis.

Los fondos Next Generation cuentan con varios mecanismos, el más destacado es el de recuperación y resiliencia que, dotado con 672.500 millones de euros, tiene como objetivo promover reformas e inversiones que aumenten la resiliencia y el crecimiento a largo plazo de los países miembros, en línea con las prioridades de transición verde y ecológica de la Unión Europea

Proyectos para recibir una inyección