domingo. 05.02.2023

Las ayudas comprometidas por la Junta para paliar los graves incendios del pasado verano en la Comunidad están «en ejecución», en palabras del consejero de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio, Juan Carlos Suárez-Quiñones, quien informó ayer de inversiones por importe de 107 millones por su departamento, algunas de ellas vinculadas a la gestión forestal.

Suárez-Quiñones compareció en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno para informar de cuatro actuaciones de restauración ambiental que acomete su Consejería con una inversión de 70,1 millones a través de la empresa pública Somacyl y con la colaboración de la empresa estatal Tragsa, con trabajos en una extensión territorial de 1.000 hectáreas en espacios mineros de la provincia de León, fundamentalmente en la denominada Gran Corta de Fabero (722 hectáreas). También están afectados por esta actuación financiada con el Mecanismo de Resiliencia-Next Generation-EU zonas de los municipios de Tremor de Arriba, Torre del Bierzo y Villagatón.

El Consejo de Gobierno acordó también, a propuesta de Quiñones, subvenciones directas por importe total de 17,6 millones de euros a once entidades (9 consorcios y 2 ayuntamientos) de todas las provincias de Castilla y León para financiar la construcción de instalaciones específicas para el tratamiento de los biorresiduos recogidos separadamente.

El consejero explicó que con esta partida pretende avanzar en el cumplimiento de los nuevos objetivos comunitarios en materia de gestión de residuos municipales, en el marco del ‘Plan de apoyo a la implementación de la normativa de residuos y al momento de la economía circular’, del ámbito europeo. Las once entidades subvencionadas son los ayuntamientos de Valladolid y Burgos y nueve consorcios de recogida de residuos.

Destinará 14,8 millones para trabajos relacionados con la lucha contra los incendios, conservación y mejora de recursos forestales y planificación y gestión de diferentes líneas de subvenciones, tanto en materia de patrimonio natural como de vivienda y mantenimiento del Centro del Urogallo, en Valsemana (León).

Quiñones se defiende: las ayudas por incendios están en ejecución
Comentarios