miércoles. 17.08.2022

Vídeo | Quiñones pide a Europa, en nombre de todas las autonomías, más dinero para los bosques

«La sostenibilidad tiene que ser ambiental, pero también económica y social, y contribuir a frenar la despoblación», dijo

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, reclamó ayer en la sede del Consejo de la Unión Europea en Luxemburgo, en donde se celebró un consejo de ministros europeo de Medio Ambiente, en nombre de todas las comunidades autónomas españolas —a las que representó—, que las regiones con menor desarrollo en el ámbito forestal cuenten con recursos adicionales y especialmente en los terrenos de la Red Natura.

Suárez-Quiñones, que fijó la posición de las comunidades españolas respecto a la Estrategia Forestal Europea para 2030, manifestó una «cierta preocupación» porque no se ha mantenido «el diálogo deseado» entre la Comisión Europea y las administraciones competentes, por lo que reclamó que se incremente en el futuro.

El consejero de la Junta de Castilla y León precisó que el texto de la estrategia se apoya «en algunas premisas que no responden a un consenso científico», en referencia a que los recursos forestales estén disminuyendo, que la biodiversidad forestal esté empobreciéndose o que las absorciones de carbono de los espacios forestales «estuvieran comprometidas».

Son cuestiones que deben revisarse científicamente antes de establecerlos como presupuestos de la Estrategia Forestal Europea, subrayó el consejero de Fomento y Medio Ambiente.

Entre las peticiones realizadas por Juan Carlos Suárez-Quiñones se encuentra que las regiones con menor desarrollo en el ámbito forestal cuenten con recursos adicionales y especialmente en los terrenos de la Red Natura.

Quiñones defendió la necesidad de que la Estrategia Forestal Europea para 2030 respete «el principio de subsidiaridad», en particular en la propuesta legislativa de un marco sobre observación de los bosques, la presentación de informes y la recopilación de datos, «que exigirá también la elaboración de planes estratégicos para los bosques».

El consejero dijo también que en la Estrategia no se percibe un equilibrio «claro» en el reconocimiento y consideración de los tres pilares de la sostenibilidad que inciden en la gestión forestal.

«Nos preocupa la pretensión de implantar una protección estricta del diez por ciento de los bosques sin prever los recursos que dichas restricciones conllevarán», incidió Suárez-Quiñones, quien se mostró partidario de la conveniencia de proteger los escasos bosques maduros existentes en Europa, aunque reclamó «un consenso con Estados y regiones en su definición y caracterización».

«La sostenibilidad tiene que ser ambiental, pero también económica y social, especialmente en lo que la gestión forestal puede contribuir a la lucha contra la despoblación», avisó el consejero de Castilla y León.

En palabras de Suárez-Quiñones, «damos la bienvenida a la propuesta de la Comisión Europea, pero esperamos que su debate ulterior, con el Consejo, el Parlamento y las Regiones, nos permita dotarnos de las herramientas, jurídicas, de gestión, fiscales y presupuestarias, adecuadas para ser un referente en el escenario internacional», resumió.

Vídeo | Quiñones pide a Europa, en nombre de todas las autonomías, más dinero para los...