miércoles 26.02.2020
Tribunales

Raúl Calvo: “Es una vergüenza muy grande esto que está pasando, no entiendo nada, es una locura”

La abogado de uno de los tres exjugadores de la Arandina dice estar “bastante decepcionados y desilusionados con la justicia” porque “esto es una sentencia absolutamente social e incongruente”
Raúl Calvo atiende a los medios de comunicación. SANTI OTERO
Raúl Calvo atiende a los medios de comunicación. SANTI OTERO

Raúl Calvo, uno de los tres exjugadores de la Arandina Club de Fútbol, declaró hoy en Burgos que es "una vergüenza muy grande" lo que está ocurriendo, tras conocer la sentencia del ‘caso Arandina’ en la que se le condena a 38 años de prisión -al igual que a los otros dos futbolistas- como autores de un delito de agresión sexual, con acceso carnal en forma bucal, respecto de la denunciante de 15 años de edad en la fecha de los hechos. "No entiendo nada, es una locura”.

Visiblemente afectado por la sentencia ante la que avanzó que presentará recurso que será resuelto por la Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL), el jugador aseveró que “no se está haciendo nada de justicia, para nada”. “Son cosas ilógicas, de las que se nos están juzgando por no haber hecho nada”, reiteró. Así, manifestó que “no tenían que haber pedido nada sino la absolución y están pidiendo una burrada". "Y no hemos hecho nada”. En este contexto, reconoció que no se "esperaba esta sentencia para nada”,. "No me estoy creyendo nada de lo que está pasando, no lo entiendo", porque sigue manteniendo que “no pasó nada”.

Raúl Calvo salió acompañado de su abogada, Olga Navarro, quien reconoció que están bastante "decepcionados y desilusionados con la justicia que vivimos hoy” porque, dijo, “esto es una sentencia absolutamente social, es una sentencia incongruente”. “A Raúl le han absuelto de un delito continuado de agresión sexual, le aplican el 183, en el caso de agresión sexual continuada pero sin embargo en el delito de agresión sexual le condenan”, argumentó. “Es decir, que le aplican una eximente para un delito y no se le aplican para otro. Una cosa que es completamente incongruente”, apostilló.

Al mismo tiempo, la letrada de la defensa destacó que la sentencia “se está basando en unas pruebas de un día en el cual la menor dice categóricamente y afirma que no ha estado en la casa, y por unos whatsapp del día anterior dice que puede ser la persona que fue al día siguiente”. “Con lo cuál, la menor otra vez está mintiendo y está mintiendo continuamente”, enfatizó. "Me parece una vergüenza que estos chicos tengan que estar condenados primero socialmente, que les ha destrozado la vida, y luego a nivel judicial”.

“Pero vamos a ver, 38 años por no haber hecho nada, no existe ni una prueba de cargo del día 24, bueno sí existe una prueba de cargo que es un testigo presencial, que dice en un momento que no sabe si ha estado o no en la casa. Cosa que no entendemos muy bien porque se acredita con un ‘musicaly’ que si que ha estado en la casa, y que no se lo cree porque no ha acudido antes a la justicia”.

La letrada insistió en que la sentencia “les ha dejado perplejos” y aprovechó para hacer “un llamamiento a la sociedad para que terminen las denuncias falsas” porque “se está destrozando la vida a gente que es inocente, como este caso”. “No hay ni una prueba, ni una sola prueba”, enfatizó Navarro. Asimismo, aclaró que “si que existe actividad en los teléfonos móviles”, en el intervalo de tiempo donde se suponen sucedieron los hechos denunciados, tanto el teléfono de ‘Lucho’ como en el de ‘Viti’ “continuamente”, matizó, y añadió que “eso está en el disco duro de la policía”.

En su opinión, la sentencia se basa en la declaración de la víctima “exclusivamente” y precisó que “la declaración de la víctima la ha cambiado en cuatro ocasiones”. "Es un poco extraño que una persona que ha sido violada y que hay un cuarto jugador oculte la existencia de este cuarto jugador y que tenga que ser llamada judicialmente para que explique por qué no habla de este cuarto jugador porque es un testigo presencial que en una agresión sexual normalmente no existen este tipo de testigos”.

“No hay prueba de ADN, se ha movido un pueblo entero que desinteresadamente ha presentado pruebas como son audios y WhatsApp de la niña que dicen textualmente que ella no ha sido agredida sexualmente, y es más, después de interponer la denuncia ella asegura que no ha sido violada”, recriminó.

“Esto es un auténtico circo mediático”, espetó, al tiempo que lamentó que la menor denunciante “ha creado una gran mentira que ya no puede desmontar”. “Ha creado tal bola de mentira que ya no puede salir de esa mentira porque entonces tendría que irse fuera de España”, agregó. “Es una vergüenza y yo no sé cómo la gente puede dormir con este caso; que quede en la conciencia de quién quede que estos chicos tengan que ir 20 años a prisión por algo que no han hecho”, concluyó.

Raúl Calvo: “Es una vergüenza muy grande esto que está pasando, no entiendo nada, es...