domingo. 27.11.2022

El presidente del Gobierno de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha lamentado este sábado que a veces se ha sentido "un poco solo" a la hora de reivindicar infraestructuras que, además de para su región, eran buenas para Castilla y León y ha considerado que para esta comunidad vecina "nunca" ha sido una prioridad el AVE entre Palencia y Cantabria ni lo fue la Autovía de la Meseta.

En declaraciones a los periodistas en el municipio palentino de Marcilla de Campos, antes de participar en la visita al inicio de las obras del tramo de Alta Velocidad ferroviaria entre Palencia y Cantabria, donde coincide con la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, y el consejero de Fomento y Medio Ambiente de Castilla y León, Juan Carlos Suárez-Quiñones, el presidente cántabro ha afirmado que la reivindicación de esta obra le ha costado "10 años de vida".

En este sentido, ha reconocido que Castilla y León "nunca ha tenido como prioridad este AVE, como no tuvieron la Autovía de la Meseta", para cuya culminación ha recordado que tuvo que practicar "un chantaje" al anterior gobierno del PP y del que resultó una infraestructura que "viene bien a todos".

No obstante, ha afirmado que el de hoy es "un buen día" tras los "sufrimientos" de estos últimos años, de los que ha recordado como origen el 15 de mayo de 2010, cuando una llamada del ministro de Fomento en aquel momento, José Blanco, a quien ha calificado como "personaje" de cuyo nombre prefiere no acordares, para cancelar un acto que daba inicio a las obras de esta infraestructura.

De aquella jornada, que fue origen de las comidas reivindicativas que hoy tienen su derivada para celebrar los avances de la tramitación de la obra, Revilla ha recordado que tenían encargado un buey para la comida y que no la cancelaron, para convertirlo en un acto que desplegaron cada año para "llorar" y "jurar" que no iban a dejar de luchar por esa infraestructura "fundamental" para Cantabria.

"Por fin hoy empiezan los tramos del AVE en Osorno, y el año que viene estará también en obra el tramo de Palencia hasta empalmar aquí y el de Osorno hasta Alar del Rey", ha valorado, convencido de que, ya de cara a 2023, empezarán las obras entre Alar del Rey, Aguilar de Campoo y Reinosa.

Además, ha destacado que está ya en obra el tramo entre Santander y Torrelavega, mientras que de momento "no se puede hacer nada" entre Torrelavega y Reinosa, por lo que se ha mostrado confiado en que cuando el AVE esté culminado el recorrido entre Santander y Madrid pueda completarse en 2 horas y 58 minutos.
No obstante, ha apuntado que cuando la obra esté culminada hasta Alar del Rey el tiempo de trayecto bajará hasta las 3 horas y 15 minutos, un registro que ve ya "competitivo con el coche".

"Las cosas importantes cuestan, pero esto ha costado mucho más", ha zanjado, convencido de que en Cantabria han estado "marginados" por los sucesivos gobiernos, cuyos presidentes siempre se comprometían a que serían ellos quienes harían el AVE "y era mentira".
"Cada vez que aparecía un conato de adjudicación se anulaba", ha lamentado antes de recordar que no hubo avances hasta que su partido, el PRC, firmó un acuerdo de gobierno con el PSOE y con el exministro José Luis Ábalos, a quien ha recordado por este momento.
De la nueva ministra, ha destacado su "muy buena disposición" y su compromiso mostrado ayer con desatascar otra de las infraestructuras que presenta un retraso "increíble", en su opinión, como es la carretera entre Aguilar de Campoo y Burgos, que "va camino de durar más que la del (Monasterio) del Escorial".
De hecho, se ha considerado como el "gran defensor de las obras de Castilla, por interés de Cantabria", pero ha añadido que en el caso de la infraestructura entre Aguilar y Burgos permitirá la salida de productos industriales generados en el municipio palentino hacia todos los puntos de España "sin necesidad de dar una curva de 47 kilómetros de distancia a través de Osorno"

Revilla: "Me he sentido un poco solo en la lucha por reivindicaciones de CyL"
Comentarios