lunes 23/5/22

El rey Felipe VI ha valorado la Ruta Jacobea como símbolo de unión del patrimonio histórico y cultural de los lugares que lo jalonan, y ha respaldado la colaboración institucional para promocionar y proteger un Camino que «sigue vivo» tras siglos de peregrinaje y pese al «silencio» en el que hasta hace poco lo ha sumido la pandemia.

Ha sido en la intervención con la que don Felipe ha cerrado el acto institucional de apertura del Año Xacobeo 2021-22, al que han asistido los presidentes y representantes de ocho comunidades por las que discurren los caminos Francés y de la Costa, celebrado este lunes en la localidad navarra de Roncesvalles, puerta de entrada secular de la Ruta Jacobea a la península Ibérica.

Don Felipe ha llegado hasta este lugar tras caminar a pie kilómetro y medio y con «inmensa alegría» por haberlo hecho junto a representantes autonómicos, «símbolo de la necesaria y fructífera colaboración institucional en la protección y promoción de este importantísimo bien cultural y natural; también lo es espiritual». Ha recordado los largos meses de pandemia que en el último año y medio han dejado vacía esta ruta, pero se ha mostrado convencido de que el de hoy «pasará a ser un día de esperanza gracias a la reactivación del Camino de Santiago que, aún con la prudencia que exigen las circunstancias, ha sido posible con el esfuerzo de las administraciones e instituciones aquí presentes y asociaciones».

Ha recordado el auge de la Ruta en las últimas décadas, hasta sumar más de 350.000 peregrinos que llegaron en 2019 a Santiago de Compostela, el 60 % de ellos procedentes de fuera de España. Además de los reyes y el ministro de Agricultura, Luis Planas, al acto han asistido los presidentes de Navarra, Aragón, La Rioja, Galicia, Cantabria y Castilla y León.

El rey valora el auge de la ruta, con 350.000 peregrinos en 2019
Comentarios