lunes 21/6/21

Salamanca mira al cielo desde su primer punto de observación astronómica

Conocido es El cielo de Salamanca por ser una representación tan antigua como grandiosa de las constelaciones, una obra de Fernando Gallego en el siglo XV que decoraba la bóveda de la antigua capilla de la Universidad.

Ahora, parte de esa creación, pervive en las Escuelas Menores, una representación zodiacal que bien merece una visita a Salamanca.

Ese es el cielo representativo que ha acompañado a la ciudad desde tiempos remotos pero es el cielo real, el que cada noche aparece cuando el sol se pierde por el oeste, el que es protagonista de un reciente proyecto en Salamanca.

Ha sido en el terminado 2020 cuando la ciudad medieval de Salamanca ha incorporado su primer punto de observación astronómica, ubicado en el Parque de Chamberí, junto a dos humedales para aves y vegetación, nuevos miradores con vistas de la ciudad y unos 150 árboles de reciente plantación.

El Ayuntamiento de Salamanca ha renovado en el último año la imagen y los recursos de este teso natural, que comunica los barrios Chamberí y Los Alcaldes, con una inversión de 136.206 euros, cofinanciada por fondos europeos Feder y dentro de la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible Integrado (Edusi) Tormes+ .

Hasta ahora, en desuso

Era hasta ahora «un espacio en desuso y de tránsito escaso, en estado de obsolescencia y deterioro» y ahora, además del mirador y otros recursos como un reloj de sol, ofrece a los vecinos dos plazas, una en la zona norte y otra en la zona sur, situadas en las cotas más altas y rodeadas de una barrera vegetal.

Salamanca mira al cielo desde su primer punto de observación astronómica
Comentarios