lunes 23/5/22

Sánchez augura una victoria socialista el 13 de febrero más amplia que la de 2019

El presidente del Gobierno respalda la candidatura de Tudanca en un acto del PSOE celebrado en Palencia
                      Sánchez y Tudanca, abrazados en un momento álgido del mitin en  Palencia. EFE
Sánchez y Tudanca, abrazados en un momento álgido del mitin en Palencia. EFE

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, confía en una «victoria contundente» en Castilla y León en las elecciones del próximo 13 de febrero, «mayor que la de 2019», y, ante esa «respuesta masiva» que espera para conformar un Gobierno de cambio, promete abrir una etapa de «estabilidad y ejemplaridad».

Lo dijo el presidente de Gobierno, en Palencia, en su intervención en un acto para presentar al candidato socialista a la Junta de Castilla y León, Luis Tudanca, en la que ha evitado entrar en la polémica de las macrogranjas, pero dejando claro a ganaderos y agricultores que el Gobierno «cumple» con el sector, con la ley de la cadena alimentaria, que permite no se pueda vender por un precio inferior al coste de producción.

El presidente de España quiso poner en valor la figura de Tudanca, «uno de los mejores líderes que tiene el partido» y una «fortuna» para Castilla y León, pero también dar cuenta de los «cumplimientos» de estos dos años y dejar claro a la oposición que la legislatura se acabará en 2023, no antes. Para entonces, Sánchez hijo que tendrá a gala haber destinado a Castilla y León un 26 % más de recursos que lo que hicieron cuatro años de Rajoy y gobiernos del PP.

Además, Sánchez ha arremetido contra el PP por no apoyar la reforma laboral. Y ha dicho a los populares que «por una vez en toda la legislatura» abandonen su postura «destructiva» y voten sí a una reforma que es «un buen acuerdo para España, para los trabajadores y los empresarios».

También les ha recordado que si fue un error imponer una reforma en contra de patronal y sindicatos, votar no a una reforma acordada con los agentes sociales sería un «doble error».

Más centrado en el lema del PSOE para estas elecciones autonómicas, «Cambio y esperanza», ha estado Tudanca, que ha pronosticado que «queda menos para que el cambio y la esperanza lleguen a esta comunidad autónoma».

Tudanca ha explicado que se presenta como candidato porque cree en la «buena política» y porque quiere poner en marcha en Castilla y León un gobierno que devuelva a este territorio «la decencia y la limpieza en las instituciones», que apoyará a los jóvenes, apostará por la igualdad de oportunidades, el reto demográfico, la cohesión territorial y la sanidad pública.

El candidato ha destacado la «solemnidad» con la que el sábado, en un acto electoral en Salamanca, el presidente de la Junta y candidato a la reelección, Alfonso Fernández Mañueco, decía que en Castilla y León se iban a «acabar las ocurrencias». «La única manera de que se acaben es que no vuelva a ser presidente» ha afirmado el candidato socialista.

Sánchez augura una victoria socialista el 13 de febrero más amplia que la de 2019
Comentarios