martes 10.12.2019
MODA

Su suerte estaba con los Windsor

La princesa Carlota de Cambridge lleva un abrigo realizado por Marae que dispara la marca de dos zamoranos
Carlota con el abrigo el primer día de guardería. KENSINGTON PALACE
Carlota con el abrigo el primer día de guardería. KENSINGTON PALACE

El abrigo que lució en su primer día de colegio la princesa Carlota de Cambridge, biznieta de la Reina de Inglaterra, se ha convertido en la mejor plataforma de exportación para la firma zamorana de moda Marae, autora del diseño y la confección de esta prenda de ropa infantil.

Con la campaña de invierno terminada para la fábrica, la empresa se ha visto obligada a reabrir la sala de corte y confección que tiene en el polígono de Coreses, cerca de Zamora, ante el más de un centenar de pedidos llegados desde Reino Unido tras el posado de la princesa en su primer día de clase, ha explicado hoy a Efe uno de los responsables de la firma Marae, Raúl Escudero.

El abrigo fue adquirido por la familia real en una tienda londinense regentada por una española, donde está a la venta a través de su página web por 120 libras esterlinas (unos 137 euros).

Desde que la casa real británica difundió la foto de la hija menor del príncipe Guillermo de Inglaterra, los pedidos comenzaron a llegar y la firma zamorana ha tenido que reponer con urgencia el hilo de lana austríaca granate con el que está hecha la tela del abrigo. La versatilidad de un negocio basado en la puntada y el hilo tradicional, más que en los procesos industriales, ha permitido responder a la demanda y hacer reposiciones cuando la empresa estaba centrada ya en la colección de la próxima temporada.

La promoción añadida que ha supuesto la elección de la princesa ha sido además un inesperado aliado para el plan de exportación que Marae acababa de iniciar. A raíz del posado, varias tiendas de moda británicas se han interesado en contar con las colecciones de esta firma para la próxima campaña, ha añadido Escudero.

También el príncipe Jorge

Y ello pese a que no era la primera vez que la familia real británica lucía su ropa, ya que el príncipe Jorge de Cambridge (el hermano de Carlota) ya vistió de Marae en el banquete de Navidad celebrado en el palacio real hace poco más de un año, pero en aquella ocasión no pudieron constatarlo hasta meses después.

El reconocimiento de la realeza llega después de una trayectoria familiar de cuatro décadas en el sector textil que inició la tía y la madre de Raúl Escudero, y que ahora han continuado él y su hermana. Comenzaron como firma especializada en ropa de esquí de punto, luego enfocaron el negocio a la ropa de caza y, desde hace diecisiete años, la actual generación imprimió un nuevo giro al apostar por el hilo austríaco de alta calidad para confeccionar colecciones de ‘pret-a-porter’. Con este emplazamiento en el mercado de la moda, hace seis años lanzaron la marca Marae con dos colecciones diferenciadas cada temporada invernal: una de ropa de mujer en la que adaptan la tradición y los procesos de la lana austríaca a una moda más moderna, y otra de ropa infantil que mantiene un corte más clásico en el vestir. En la fábrica de Coreses desarrollan todo el proceso, desde el diseño, hasta el corte y la confección.

Carlota con el abrigo el primer día de guardería. KENSINGTON PALACE

Su suerte estaba con los Windsor