viernes. 09.12.2022

Durante la concentración celebrada ayer en la Plaza Mayor de Medina del Campo (Valladolid), convocada por el Ayuntamiento en señal de duelo por la muerte de Borja P, víctima de una puñalada miércoles por la noche, se vivieron momentos de tensión al coincidir el acto con la llegada a los juzgados del padre y hermanos del presunto autor de los hechos.

La movilización ciudadana, con participación del alcalde, Guzmán Gómez, miembros de la corporación municipal, familiares y amigos del fallecido, se desarrollaba con normalidad hasta la llegada de tres vehículos de la Policía Nacional que, como así creyeron en principio los concentrados, transportaba a José R.L, (Josito ‘El Mancha’), el presunto autor material de la puñalada, aunque en realidad quiees llegaba era su padre y sus hermanos, que después de que apuñalara a la víctima, le apalearon con palos y patadas.

Fueron puestos a disposición judicial el progenitor de ‘El Mancha’ y tres de sus cuatro hermanos, ya que el menor de edad ha sido puesto a recaudo de la Fiscalía de Menores. Los miembros del clan familiar quedaron en libertad provisional, con la obligación de acudir al juzgado los días 1 y 15 de cada mes.

José R.L, quien se hallaba en busca y captura desde el apuñalamiento, pasó su primera noche en los calabozos de la comisaría de la villa, a la que fue conducido a última hora de ayer después de que tanto él como su novia fueran detenidos.

Las primeras investigaciones apuntan que la víctima, con antecedentes por drogas, fue apuñalado al dirigirse solo hasta la vivienda del detenido, en la calle Barrionuevo, después de que el presunto autor material de su muerte se hubiera puesto en contacto con él para, según le dijo, pagarle una deuda pendiente.

Tras el apuñalamiento y la paliza recibida, la víctima, de 37 años, fue evacuada en un coche particular hasta el Hospital de Medina del Campo, donde entró ya prácticamente fallecido.

Tensión en Medina a la llegada al juzgado de los detenidos por el crimen
Comentarios