viernes 10.04.2020

Transformación Digital y PAC suficiente, retos inmediatos de Castilla y León

 La transformación digital y una dotación adecuada de fondos procedentes de la Política Agrícola Común (PAC) son los dos retos inmediatos que tiene Castilla y León para construir un escenario de oportunidades capaz de restañar la sangría demográfica como objetivo a medio y largo plazo.

Esta es la principal conclusión de la reunión que han celebrado este jueves en Valladolid el presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, y el delegado del Gobierno, Francisco Izquierdo, primera desde la reciente toma de posesión de este último, para poner sobre la mesa prioridades y abrir cauces de diálogo.

La transformación digital "es tan importante como las infraestructuras tradicionales de autovías y ferrocarriles", ha reflexionado Fernández Mañueco durante una rueda de prensa celebrada al término de la reunión entre ambos representantes institucionales, de algo más de una hora de duración.

En la misma línea, Izquierdo ha llamado la atención sobre la importancia que una adecuada estrategia digital tiene para convertir a Castilla y León, por su situación geográfica, en un espacio idóneo para la logística dentro del sector del transporte, que propiciaría la llegada de nuevas empresas y, por tanto, de empleo.

Las infraestructuras terrestres y ferroviarias, ha añadido, "no son un fin en sí mismo, "sino una oportunidad" entendida como una herramienta "para el desarrollo estable y duradero" de un tejido productivo vinculado a lo que ha denominado la "digitalización del transporte".

El delegado del Gobierno, en este punto, se ha referido también a la necesidad de aprovechar el capital humano de las universidades públicas y privadas con el fin de "hacer crecer a las empresas de Castilla y León" y de atraer otras nuevas.

En el común empeño de la Junta y el Gobierno de España de afrontar el desafío demográfico, Francisco Izquierdo ha pedido a Fernández Mañueco, en este caso como presidente autonómico del PP, su mediación para que el Partido Popular en el Parlamento Europeo presione para modificar el marco legal que permita la llegada de más fondos de la PAC, actualmente en fase negociación para un nuevo periodo a partir de este 2020.

"El Gobierno de España tiene todo el apoyo de Castilla y León en la negociación de la PAC, pero también tiene que ser exigente en esa reividicación tejiendo alianzas con otros estados miembros para que sea una realidad", ha precisado Fernández Mañueco dentro de la sintonía institucional que ha presidido esta reunión.

La dotación inicial proyectada para España "es claramente insuficiente, ha existido una merma importante que no acepta España", por lo que el Gobierno "va a negociar hasta encontrar una solución" en la que el Parlamento Europeo "va a ser importante: todos tenemos tarea", ha corroborado el delegado.

En clave de discrepancia, el presidente de Castilla y León ha informado al delegado del Gobierno sobre el "malestar" de esta comunidad autónoma ante la incertidumbre de un modelo de financiación autonómica cuya aprobación "es fundamental que sea cuanto antes".

La reclamación al Gobierno de España del IVA pendiente de 2017, cifrado en 142 millones más otros 40 por conceptos derivados de ese retraso, ha ocupado otra de las divergencias que ha expuesto Fernández Mañueco junto a la necesidad de una única EBAU (Evaluación de Bachillerato para el Acceso a la Universidad) en todo el mapa autonómico con el fin de garantizar "equidad y justicia" entre el alumnado de España.

En este último punto, el delegado ha recordado que el debate sobre una propuesta homogénea, con más equidad, "no significa que tenga que ser la misma" prueba.

Esta primera reunión, testimonio de "normalidad institucional", en palabras de Izquierdo, ha servido para abrir cauces institucionales de diálogo y cooperación en diversas líneas de trabajo, al margen de "cuestiones estériles" y sometidas a la "agenda de los problemas reales de los ciudadanos".

Entre ellos, ambos coincidido en la lucha contra los episodios de violencia de género y en favor de una igualdad real, así como en una justicia social basada en "empleos y sueldos dignos", ha apostillado.

El delegado del Gobierno, por último, no ha olvidado a las cuencas mineras de León y Palencia, en proceso de desmantelamiento, a quienes ha amparado bajo el proyecto de una transición ecológica justa.

"Hay comarcas de Castilla y León que durante mucho tiempo hicieron un esfuerzo para el sostén energético de España y ahora necesitan apoyo y solidaridad: hay que reconvertir en oportunidad un modelo económico ya caduco", ha concluido. 

Transformación Digital y PAC suficiente, retos inmediatos de Castilla y León