martes 17/5/22

El secretario autonómico del PSOE, Luis Tudanca, aseguró ayer que los socialistas no van a consentir que Castilla y León «sea la prueba piloto para que la extrema derecha se haga cargo de los gobiernos de este país», en referencia a Vox y a los trece procuradores que representa.

«Vamos a ser el muro y el dique de contención frente a la extrema derecha», dijo Tudanca durante la inauguración del XIII Congreso de Juventudes Socialistas de León que se celebró en Boñar.

Tudanca ha realizado esta semana un llamamiento a Alberto Núñez Feijóo para que detener a su juicio «esta locura y la deriva de esta derecha antaño moderada». Fue un llamamiento que, como reconoció, no ha encontrado eco durante el XX Congreso Nacional del PP, clausurado este sábado en Sevilla, ya que «no han hecho propósito de enmienda y han institucionalizado el pacto de Mañueco con Vox y las cesiones realizadas por el PP autonómico para permanecer en el poder a cualquier precio».

Tudanca se mostró apesadumbrado al constatar que Castilla y León se convertirá en la primera comunidad autónoma de todo el país en contar con un gobierno de «extrema derecha» debido a lo que ha calificado «como falta de compromiso y ansias de poder del PP de Mañueco».

«Nos van a tener enfrente y vamos a poner todo nuestro empeño en las calles y las instituciones para parar los retrocesos que propugna la ultraderecha contra las mujeres en esta tierra», afirmó con contundencia.

Tudanca trasladó ayer a Castilla y León las propuestas del Gobierno central para frenar el impacto de la guerra de Ucrania al presentar un paquete de medidas por valor de 357 millones de euros para dar respuesta desde la Junta a la crisis económica derivada de la guerra en Ucrania. Este plan cuenta con ayudas a «empresas y autónomos, para los trabajadores en erta, la bonificación adicional de diez céntimos por litro en el precio público de combustibles que se sumaría a la que ya aplica el Gobierno y también a ayudas de emergencia social, dirigidos especialmente a los ayuntamientos».

«Esta es nuestra manera de hacer política, con propuestas útiles para que la gente sufra lo menos posible las crisis de las que no tiene la culpa ningún gobierno, pero que los gobiernos tienen la responsabilidad de hacer frente», recalcó.

Tudanca: «No vamos a consentir que la Comunidad sea la prueba piloto de Vox»