lunes 01.06.2020

UCCL pide que el reparto de ayudas a ovino y caprino sea «más justo»

Cree que se olvida a los que no consiguen vender su producto o lo hacen mediante intermediario
Un rebaño de ovejas y cabras en la montaña leonesa. MARCIANO PÉREZ
Un rebaño de ovejas y cabras en la montaña leonesa. MARCIANO PÉREZ

Unión de Campesinos de Castilla y León (UCCL) pidió ayer que el reparto de las ayudas a los productores de ovino y caprino anunciado la semana pasada sea «más justo» y vaya destinado «a quien realmente las necesita», en referencia a los que encuentran dificultad para vender.

La organización agraria ha considerado que las ayudas estatales «dejan fuera a muchos ganaderos» debido a la obligación de que las ventas sean a matadero, lo que deja de lado a las explotaciones que no consiguen vender su producto o que lo hacen mediante intermediario, explicaron en nota de prensa.

UCCL detalló que de los 11,5 millones de hembras reproductoras en España entre el 55 y 70 por ciento se encuentra en paridera, por tanto alrededor de 7,2 millones de corderos podrían entrar en comercialización, aunque el Ministerio «plantea ayudar solamente a los primeros 70 corderos que se vendan en la granja, alrededor de 2,1 millones».

Por ello, la OPA ha propuesto que se destinen ayudas en función de hembras reproductoras para las explotaciones con al menos 125 ejemplares si son de ovino y 65 hembras reproductoras si son de caprino.

Ante el límite impuesto de destinar ayudas únicamente a 70 corderos como máximo por explotación, UCCL ha planteado que la cifra se fije en 1.000 hembras reproductoras y 600 en el caso de caprino en las granjas gestionadas por personas físicas, cifra que se multiplicaría por el número de socios en las sociedades, con un importe de 15 euros por ejemplar.

Respecto al cochinillo, UCCL ha estimado que las pérdidas del sector pueden ser de cuatro millones de euros tras el cierre del canal Horeca, por lo que ha pedido que se le trate como al sector ovino-caprino.

Lechazo y cabrito

El consejero de Agricultura y Ganadería, Jesús Julio Carnero, anunció el martes que el Gobierno les ha remitido un borrador de real decreto por el que se concederán ayudas al lechazo y al cabrito mientras desde la Comunidad se espera que la Comisión Europea autorice el almacenamiento privado tanto de estos productos como de cochinillos.

Carnero explicó que desde la Junta se trabaja en el ámbito de los lechazos, cochinillos y cabritos por ser «un sector emblemático» de Castilla y León que se canaliza a través de la restauración y la hostelería, actualmente totalmente paralizado.

De hecho, según los datos aportados por Jesús Julio Carnero, las 5.000 explotaciones de lechazo que existen en la Comunidad producen 250.000 productos al mes en marzo, abril y mayo, cifra que desciende en verano, mientras que las 800 explotaciones de cochinillo producen 65.000 productos al mes y las 500 explotaciones de cabrito producen 5.000 ejemplares al mes.

Para ayudar a este «sector emblemático» se han impulsado medidas de conexión entre el sector de la producción y la distribución.

UCCL pide que el reparto de ayudas a ovino y caprino sea «más justo»