martes 21/9/21

UGT denuncia un recorte de 184 euros a 2.500 trabajadores forestales

Si la situación no se resuelve antes del 2 de septiembre, irán a los juzgados
Eleuterio Sancho, Juan José Rubio y Manuel Sanz en la rueda de prensa de ayer.

El sindicato UGT denunció ayer el incumplimiento por parte de la patronal Asemfo del convenio colectivo suscrito en 2008 para los trabajadores del sector forestal, cerca de 2.500, lo que supone un recorte salarial de 184 euros al mes respecto a lo previsto para este año al no aplicarse la subida correspondiente al ejercicio, ni el plus de peligrosidad que pasaba de un euro al día los años 2008, 2009 y 2010 a cinco diarios en 2011.

En concreto, según explicaron el secretario general de FTA-UGT Castilla y León, Eleuterio Sancho; así como su secretario de Organización, Juan José Rubio, y el coordinador del Programa de Prevención de Riesgos Laborales del sector forestal en Castilla y León, Manuel Sanz, estos trabajadores deberían estar cobrando 1.375 euros al mes durante este año 2011, cuando en realidad perciben los 1.191 euros correspondientes al año anterior. «No podemos entender la sinrazón de la patronal», sostuvo Eleuterio Sancho.

En opinión de los responsables del sindicato, la intención de la patronal es «dilatar» la negociación en un conflicto que está en el Serla para que antes de llegar a una solución se termine la campaña de incendios, que finaliza el 30 de septiembre y los trabajadores ya hayan concluido su contrato. «Se están riendo de nosotros», agregó Sancho. «Quieren tenernos aparcados», insistió.

Por eso, Manuel Sanz adelantó que en el caso de no alcanzar un acuerdo antes del 2 de septiembre tendrán que presentar un conflicto colectivo ante el juzgado de lo social porque, según Rubio, no se trata solo de defender a los trabajadores que están contratados en estos momentos si no también «el futuro de un sector», en el que el 70 por ciento es empleo temporal.

En este sentido, Juan José Rubio insistió en que no se puede permitir el incumplimiento del convenio colectivo, que se firmó en 2008 y que «tanto esfuerzo costó sacar adelante», tras cinco jornadas de huelga, según explicó Rubio.

Asimismo, el coordinador del Programa de Prevención de Riesgos Laborales denunció también que durante la propia campaña de incendios, los trabajadores tienen que realizar labores silvícolas, que son de carácter preventivo y que deberían estar diferenciadas, ya que las empresas que se hacen con los contratos de los montes reciben un importe distinto por este concepto. Sánchez insistió en que las personas que trabajan en extinción de incendios no pueden realizar otros trabajos.

Por otra parte, Sánchez arremetió contra la Junta de Castilla y León y aseguró que en lugar de recortar el presupuesto debería «apostar por el sector para crear empleo y contribuir a fijar población».

UGT denuncia un recorte de 184 euros a 2.500 trabajadores forestales
Comentarios