viernes 14/8/20

El Valle del Côa portugués se integra en los Caminos de Arte Rupestre

efe | guarda (portugal)

El Valle del Côa portugués, ubicado en la frontera con Salamanca y declarado Patrimonio Mundial por sus grabados paleolíticos, se integra de la mano de la Estación Rupestre de Siega Verde (Salamanca) en el itinerario cultural europeo Caminos de Arte Rupestre Prehistóricos (CARP).

Según los gestores de Siega Verde y el Côa, que estos días promocionan este entorno paleolítico con grabados de hace 20.000 años en la Feria Ibérica de Turismo de Guarda (Portugal), ese itinerario incluye la mayor parte del arte rupestre prehistórico visitable en Europa.

Se trata de un itinerario cultural que opera desde hace una década para promocionar un centenar de entornos rupestres en países como España, Portugal, Francia, Italia, Irlanda, Suecia, Noruega o Azerbaiyán. Incluye un listado de cuevas, abrigos y rocas al aire libre que contienen las imágenes del pensamiento simbólico y del primer arte de la especie humana

Siega Verde, un enclave a orillas del Águeda (en la cuenca del río Duero), obtuvo en 2010 el marchamo de Patrimonio Mundial como extensión de los grabados ya existentes en el Côa, donde hay registradas figuras de animales sobre rocas de pizarra.

Ahora, el Côa se integra en esta ruta para dar una mayor dimensión a su proyección internacional, según han explicado sus gestores.

Ketty Ratero y Juan Carlos Rebollo, responsables de Siega Verde, también avanzaron que están trabajando con una docena de socios de España, Francia y Portugal -entre ellos la asociación lusa Valle del Côa- en la elaboración de un proyecto conjunto para desarrollar actividades en los yacimientos arqueológicos de los tres países.

El proyecto, que lo han presentado para que sea subvencionado con fondos de la Unión Europea, está cuantificado en un millón de euros.

El Valle del Côa portugués se integra en los Caminos de Arte Rupestre